Acusan a Corea del Norte de romper el armisticio de 1953 después de que sus soldados persiguieran a un desertor en la frontera con el sur, denuncia el Comando de Naciones Unidas

Corea del Norte rompió “claramente” el armisticio de facto con el sur, en vigor desde 1953.

Así lo denunció este miércoles el Comando de Naciones Unidas (UNC, por sus siglas en inglés) en una rueda de prensa en Seúl. El organismo, liderado por Estados Unidos y encargado de supervisar ese armisticio que puso fin a la guerra entre las dos Coreas (1953-1950), explicó que soldados norcoreanos habían violado la tregua durante su persecución a un compañero de filas que desertó el pasado 13 de noviembre.

El UNC expuso como evidencia las imágenes tomadas por cámaras de seguridad en las que se puede ver la espectacular huida del soldado norcoreano y la persecución que sufrió.

La escapada del desertor fue de película: las grabaciones muestran cómo el norcoreano trata de pasar en un todoterreno la Zona de Seguridad Conjunta (JSA, por sus siglas en inglés), que separa a ambos países desde 1953, pero se le detiene el vehículo y sale corriendo para cruzar al sur.

Cuatro guardias norcoreanos se percatan de lo que ocurre y salen detrás de él, comenzándole a disparar y, en su intento de frenarle, uno de ellosaparentemente pasa al otro lado de la línea que divide en dos la zona por unos segundos.

En opinión del Comando de Naciones Unidas, que controla el lado sur de la JSA, el suceso supone una clara violación de la tregua que puso fin a la guerra de Corea por dos motivos: disparar en esa zona y cruzar al otro lado.

De momento, Pyongyang no se ha pronunciado sobre las denuncias del UNC.

soldados norcoreanosDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl punto por el que desertó el soldado norcoreano está fuertemente vigilado.

El comando ha pedido un encuentro con el gobierno de Corea del Norte para hablar de los detalles de la investigación que llevó a cabo sobre lo ocurrido y “prevenir estas violaciones en el futuro”, señaló el portavoz del comando, el coronel Chad Carroll, en rueda de prensa.

Películas surcoreanas

Tras recibir al menos cinco disparos de bala, el desertor recuperó el martes la consciencia en el hospital surcoreano donde estaba siendo tratado tras haber permanecido en estado crítico.

El soldado pidió que le pusieran la televisión y, según la agencia surcoreana Yonhap, le ofrecieron ver películas locales.

Un médico.Derechos de autor de la imagenAFP
Image captionTras recibir al menos cinco disparos de bala, el desertor recuperó el martes la consciencia en el hospital en el que estaba siendo tratado.

“Creemos que el momento en el que su vida corría peligro ya pasó“, aseguró un funcionario gubernamental al citado medio.

Durante la intervención que le realizaron, los doctores hallaron lombrices intestinales, que estaban complicando su recuperación ya que contaminaban sus órganos.

El equipo médico que lo atendió dice que el desertor, al que aún no se ha identificado, está traumatizado después de lo ocurrido.

Las autoridades surcoreanas aseguran que sus compañeros de filas le llegaron a disparar hasta 40 veces antes de que consiguiera ponerse a salvo.

El soldado cruzó por la llamada Aldea de la Tregua de Panmunjon, el único enclave en el que soldados de ambos países se ven cara a cara y que hoy en día se ha convertido en un destacado punto turístico.

Nuevas sanciones

Esta semana, Estados Unidos dio un nuevo paso contra Corea del Norte al anunciar la devolución de este país a su lista de “patrocinadores del terrorismo”, lo que supone más sanciones contra el régimen de los Kim.

El líder norcoreano Kim Jong un.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLa tensión entre EE.UU. y Corea del Norte ha escalado tras las continuas pruebas armamentísticas de Pyongyang.

Este martes el Departamento del Tesoro estadounidense informó de esas nuevas medidas, en concreto contra 13 navieras norcoreanas o compañías chinas que comercian con Pyongyang.

Se trata de un nuevo intento de Washington por aislar al régimen de Pyongyang para que detenga su programa nuclear, al mismo tiempo que presiona a Pekín, tradicional aliado de Corea del Norte, para que le ayude a conseguir este objetivo.

“Esperamos que todas las partes involucradas puedan contribuir a aliviar las tensiones”, manifestó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China Lu Kang, en respuesta a la decisión de Washington de incluir a Corea del Norte en su lista de patrocinadores del terrorismo.

Tras las continuas pruebas armamentísticas de Pyongyang, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha insistido en la necesidad de que China haga más por contener a su vecino.

El gobierno chino, por su parte, mantiene que está cumpliendo con las resoluciones de la ONU y enfatiza que la disputa es entre EE.UU. y Corea del Norte.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.