Con ayuda del personal de Paso Cerrito, una mujer dio a luz en el remise que la trasladaba

Minutos después del mediodía del día de hoy, jueves 23 de noviembre, el personal del Puesto Vial Pasó Cerrito, dependiente de la Dirección de Prevención y Seguridad Vial, de la Policía de Entre Ríos, se encontraba realizado control sobre Autovía N°14 Km 341.

En ese contexto, detuvo la marcha sobre el carril norte sur un automóvil marca Peugeot 504, conducido por un señor mayor de edad, el mismo era remisero y muy nervioso informó que trasladaba en los asientos de atrás del automóvil a dos personas femeninas y que una de ellas se encontraba pronto a dar a luz, solicitó la presencia de asistencia medica, ya que la femenina tenia contracciones muy fuertes.

Se solicitó urgentemente la presencia del servicio medico asistencial, pero en el devenir de los minutos y al observar las constantes y mas frecuentes contracciones de la mujer y la ruptura de la bolsa, el personal policial comenzó con la contención de la señora en la asistencia y trabajo de parto.

Minutos mas tardes, la mujer oriunda de Mocoretá, dio a luz mediante un controlado parto a una niña, la misma bajo los mayores recaudos fue puesta a resguardo, al lado de su madre hasta la llegada de la ambulancia con personal profesional de la sanidad, quienes continuaron con los trabajos post parto.

La palabra de los protagonistas:

En el lugar del hecho, se encontraban el Jefe de Puesto, Comisario Principal Marcelo Goméz, Sargento Cristian Batalla, Federico Navarro de la dependencia de Abigeato, Oficial Ayudante José León y Cristian Vallejos, Cabo de la Policía de Entre Ríos y en el día de hoy, sus compañeros también lo nombraron como “el partero”.

En dialogo con nuestro medio, Cristian Vallejos, contó: “nunca me había tocado vivir esto, hoy fue la primera vez y estoy muy contento por haber hecho las cosas bien. Lo que menos pensamos fue que íbamos a asistir un parto, llegó el remisero (Raul Peliquero) apurado y quería pasar para llevar a la mujer al hospital, pero se detuvo, dio marcha atrás y dijo que la mujer no llegaba al hospital y nos preguntó si podíamos ayudarla”.

“Para empezar tuvimos que calmar a la mujer, era su tercer parto pero estaba nerviosa por el lugar en el que se encontraba, le toco en la ruta y sin ningún profesional como lo es un doctor. La señora dijo que no aguantaba más, le dijimos que se recueste, que se calme y nació. Fue en el asiento de atrás, nosotros solo ayudamos” agregó.

Consultado sobre el momento de recibir a la beba recién nacida, Vallejos dijo: “recibimos al bebé con guantes y una toalla. Nació boca abajo, la dimos vuelta, la animamos hasta que lloró y se lo mostramos a la madre, cuando lloró fue un alivio”.

“Yo tenía un brazos a la criatura, se lo estaba mostrando a la madre y llegó la ambulancia, no le habíamos alcanzado a cortar al cordón” finalizó.

En el mismo sentido, Federico Navarro,  quien tiene dos hijos y ha estado en el parto de uno de ellos, fue consultado sobre las distintas experiencias vividas, su respuesta fue: “es muy diferente,  acá en el momento de vivirlo es adrenalina que te corre, te agarra de sorpresa y tenes que buscar los medios para afrontarlo, también estoy contento porque lo pudimos hacer bien”. (http://www.chajarialdia.com.ar)


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.