“Se aprovecharon de la ignorancia nuestra”: Diputada de Cambiemos denunciada por estafa de un campo

Un vecino de Santa Ana afirmó en declaraciones públicas que la legisladora radical Gabriela Lena compró el campo de su familia en “una estafa muy grande”, que ahora enfrentan un inminente desalojo y que no tienen dónde vivir.

La diputada provincial del bloque Cambiemos, Gabriela Lena, fue señalada por un vecino de la pequeña localidad de Santa Ana –departamento Federación- por haber supuestamente adquirido de manera poco clara un campo, del cual ahora Policía y Justicia desalojarían a quienes habitan allí, madre y hermano del denunciante.

Víctor Reniero es el joven que en declaraciones radiales que reprodujo 7 Páginas aseguró que en el campo –en el que “vivimos toda la vida”, dijo- se presentó “un juez”, acompañado por personal policial, quienes le habrían dicho a su madre que “el viernes no tiene que quedar nadie acá, porque vamos a pasar la topadora”.

Serían 22 hectáreas, en jurisdicción de Santa Ana, donde vive la mujer de 90 años con un hermano discapacitado de Reniero, que habrían sido adquiridas por Lena. El joven denunció que su madre y su hermano “solo tienen una pensión y si pasa eso se tienen que ir a vivir a la calle”.

Ante esta situación, el vecino contó que se reunió con el intendente de Villa del Rosario, Gustavo Zandoná, quien se ofreció a “reunir una mayor información”, aunque también expresó que espera de la municipalidad de Santa Ana “que nos den una mano, porque ellos saben cómo viven mi madre y mi hermano”. Allí gobierna el vecinalista Mario Toller, candidato a diputado nacional de Cambiemos en las elecciones pasadas.

“Un abogado nos dijo que nosotros ya no podíamos hacer nada porque estaba todo en nombre de Gabriela (Lena), así que de ultima les pedimos que nos consigan dónde pueden vivir”, agregó Reniero y fustigó que “acá se aprovecharon de la ignorancia nuestra e hicieron todo esto para sacarle a un humilde lo poco que tiene”.

El relato del joven prosiguió: “ahora dicen que la parte de mi viejo la cedió en vida, cuando eso sería imposible porque nosotros vivimos toda la vida en ese campo, y un tío me dijo antes de morir que esas tierras también nos corresponden a nosotros, así que ahora que pasó todo esto me voy hablar con mi única tía que vive, para que me diga cómo fue todo esto, porque mi madre nunca firmó nada”.

A su vez, siempre según su relato, aseguró que “aquí hay una estafa muy grande, porque mi vieja, cuando mi padre murió, le dio todos los papeles originales al abogado Julio Perillo, y ahora salen con eso de que mi padre le firmó los derechos a mi tía, cuando nosotros vivimos toda la vida ahí”.

Por último, contó Reniero que la legisladora de Cambiemos “dijo que nos daba 60 mil pesos para que se pueda comprar una casilla de madera, y que se ubicara al fondo de un terreno de mi hermana”.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.