Acuerdo prematuro, pero en definitiva acuerdo: Tres patas para Bordet: Cresto en Concordia, Lauritto en Uruguay y Bahl en Paraná

Elecciones desdobladas, antes de abril para evitar la fuerte carga nacional con temas muy sensibles que afecten la imagen del PJ provincial

Este verano circuló muy fuertemente en la provincia la versión de que un grupo de dirigentes justicialistas pretendían instalar la figura del vicegobernador Adán Bahl a nivel provincial para competirle la gobernación a Gustavo Bordet en 2019.

Si bien Bahl no confirmó ni desmintió esas versiones, los mentideros comentan que finalmente el vicegobernador habría llegado a un acuerdo con Bordet para desistir de sus intenciones de gobernar la provincia.

El trato para que Bahl baje su candidatura a la gobernación implicaría ser el candidato del justicialismo para la capital provincial.

Quien blanqueó el acuerdo fue Enrique Tomás Cresto, intendente de Concordia, uno de los bastiones justicialistas, que, consultado acerca de la candidatura del vicegobernador, afirmó en una entrevista con este medio: “Bahl está abocado a Paraná”.

El cierre provincial prevé también que todos los intendentes justicialistas que están constitucionalmente habilitados para buscar la reelección lo hagan, lo que incluye a Cresto, José Eduardo Lauritto, de Uruguay, y Gerardo Chapino, de Federal entre otros.

Desde otro lugar, en cambio, acompañarán los presidentes municipales que ya no pueden repetir, como Mariano Rebord, de Colón, que ya candidateó a su esposa, la diputada Miriam Lambert, para sucederlo; y Juan Carlos Kloss, de Hasenkamp, que anticipó a este Portal que someterá a un sondeo a los tres posibles candidatos.

Sin embargo, uno de los principales objetivos del justicialismo para 2019 será recuperar Paraná, hoy en manos de Cambiemos, y el candidato que parte con ventaja en el PJ es Bahl, aunque hasta hace unas semanas algunos sectores pretendían lanzarlo a la gobernación.

Días atrás también se comentaba que la relación entre Bordet y Bahl no era buena, aunque dentro del marco de respeto que el trabajo institucional supone.

Pero sorpresivamente, el vicegobernador fue invitado por Bordet a formar parte de la comitiva provincial que realizará una misión en Alemania, integrada también por algunos intendentes y legisladores.

Según afirman los mentideros, quien tuvo mucho que ver en la gestión del acuerdo fue la ministra política, Rosario Romero, que estaría trabajando fuertemente por la unidad del peronismo a nivel provincial.

Lo que comentan es que, más allá de que se llegó a un acuerdo, aún falta más de un año para las elecciones, por lo que este cierre podría ser muy prematuro ya que todavía falta que el gobernador y su vice transiten juntos el tiempo que queda hasta los comicios.

Algunos mentideros comparan la situación con la de un noviazgo que la pareja transita sin sobresaltos durante mucho tiempo, aunque después de casarse, a la semana descubren que no se pueden ni ver.

Así están Bordet y Bahl, con el entusiasmo de un acuerdo que potencia las posibilidades del primero en la provincia y del segundo en Paraná, aunque aún quedan varios meses de convivencia que podrían desgastar la relación.

De todos modos, hoy Bahl se vislumbra como el primer candidato lanzado del peronismo para la capital provincial, en donde resta mucho trabajo por delante para unir y encolumnar a todos los sectores que integran al PJ, como el de Julio Solanas y Gustavo Guzmán, José Cáceres, Blanca Osuna y otros dirigentes nuevos que aparecieron en las últimas internas del PJ.

Para las elecciones del año que viene ya estará lista la reforma política que prevé eliminar las listas sábanas e implementar la boleta única y que con certeza fijará que serán desdobladas.

Para el PJ no será conveniente dejar pasar abril o mayo, a más tardar, ya que si las hace más tarde puede haber una fuerte carga del gobierno nacional que podría golpear la imagen del justicialismo y sus dirigentes, lo que posibilitaría un triunfo del oficialismo nacional como en 2017.

Para evitar ese embate, como muy tarde en mayo, seguramente los entrerrianos deberán concurrir a las urnas para votar por primera vez con una boleta única, en la que aparecerán todos los partidos y candidatos, la gran novedad de una reforma que ya se está dialogando en los distintos estamentos del Estado.

De todos modos, esta es una decisión difícil que deberá tomar el gobernador ya que quieren evitar posibles represalias del gobierno de Macri, que pretende que todas las elecciones del país sean unificadas con las nacionales, y si la Entre Ríos desdobla podrían demorarse los envíos de fondos vitales para la provincia.

En la oposición, el único sector que apoya y promueve el desdoblamiento es el del intendente de Paraná, Sergio Varisco, que es uno de los posibles candidatos a la gobernación más resistidos por el PRO, por lo que el desdoblamiento disminuiría un poco el peso del dedo de Macri.

Además de Varisco, los candidatos que se perfilan en Cambiemos son los dirigentes radicales Atilio Benedetti, hoy diputado nacional; Pedro Galimberti, intendente de Chajarí; y Ricardo Troncoso, ex diputado provincial y exintendente de Maciá.

Más allá de eso, a nivel provincial el PRO impulsa la figura del ministro del Interior Rogelio Frigerio, domiciliado en Villa Paranacito, y en caso de que se concrete su candidatura será difícil para otros dirigentes mantener sus postulaciones.

Si el acuerdo gestado por Romero entre Bordet y Bahl no sufre el desgaste del tiempo, el gobernador irá por la reelección y el vicegobernador será el candidato a intendente en Paraná, de donde saldría también el compañero de fórmula para la gobernación, mientras que en el resto de la provincia la mayoría de los intendentes justicialistas buscarán repetir.

Indudablemente, aunque primero se hablaba de Bahl y luego de Lauritto como competidores de Bordet, esta gestión que fue realizada hace unos días, dejaría a Bordet como único candidato en la provincia por el PJ.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.