Garrafas por las nubes: El gobierno autorizó suba del 16,7% en el gas de los pobres

El gobierno nacional le dio vía libre a las empresas distribuidoras de gas licuado para incrementar el precio de los tubos de 10, 12 y 15 kilos

El gobierno nacional autorizó hoy a las distribuidoras de gas licuado de petróleo (GLP) en garrafas a aplicar un incremento del 16,7% para el tubo de 10 kilos, que ahora llegará a las familias a un precio final de 216 pesos, tras acumular en el año un alza del 61,3%.

El aumento fue autorizado a través de la Disposición 5/2018 publicada en el Boletín Oficial con la firma de Marcos Pourteau, el subsecretario de Exploración y Producción de la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos.

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, explicó en conferencia de prensa que 8,1 millones de hogares en la Argentina tienen inyección de gas por red y 5,3 millones aún son abastecidos con garrafas de GLP.

De esos 5,3 millones de hogares, unos 2,7 millones son beneficiarios del Programa Hogar (entre los que hay jubilados y quienes cobran la Asignación Universal por Hijo), por lo que reciben un tubo de GLP de 10 kilos con un subsidio del Estado.

Pourteau, que estuvo a la derecha de Aranguren en la conferencia, estableció los denominados “precios máximos de referencia” para las garrafas de GLP de 10, 12 y 15 kilogramos, con valores que van desde la línea de fraccionamientos pasando por la distribución hasta el último eslabón de la cadena, el comercial.

Se aumenta 16,7% la garrafa de 10 kilos de Gas Licuado de Petróleo, por lo que el tubo pasará desde el domingo próximo de 185 pesos a 216 pesos, lo que equivale a un alza de 31 pesos.

Si se tiene en cuenta el precio que esa misma garrafa tenía un año atrás, el incremento alcanza al 61,36%, al saltar de los entonces 135 a 216 pesos.

El precio oficial de la garrafa de gas había aumentado por última vez el primero de diciembre último cuando se ajustó 37,7%, cuando el tubo de 10 kilos que costaba 135 pesos pasó a 185 pesos, IVA incluido.

A ese precio de 185 pesos hay que sumar el 10,5% del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que el gobierno no contempla en su cuenta al establecer el valor tope, por lo que la garrafa de gas llegará a los consumidores a un precio final de 216 pesos.

Este incremento golpeará a las zonas del Gran Buenos Aires o Gran Córdoba donde todavía no hay red de gas natural y a las provincias de Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones en las que tampoco hay ese servicio.

La disposición también establece que la garrafa de 12 kilos pasará a un precio de 234,57 pesos y la de 15 kilos subirá hasta los 293,21 pesos, sin tener en cuenta el 10,5% del IVA o los gastos de envío a domicilio.

En su disposición, el gobierno de Mauricio Macri asegura que el objetivo planteado por el ministro de Energía y Minería es modificar gradual y progresivamente los precios asociados a la producción y comercialización de GLP hasta alcanzar los valores de mercado.

Señala el texto que los consumidores deben pagar el precio acorde a “los reales costos económicos totales de la actividad en las distintas etapas, para que la prestación del servicio se realice con las debidas condiciones de calidad y seguridad”.

El gobierno también ajustó el subsidio para los beneficiarios del Programa Hogar, el plan de desarrollo energético implementado por el kirchnerismo para que los hogares de menores recursos y sin acceso a gas de red puedan acceder a la compra de garrafas a precios económicos.

“Apruébese el valor del precio subsidiado para el GLP envasado en garrafa de 10 kilogramos en 64 pesos, al único efecto del cálculo del subsidio de los beneficiarios del Programa Hogar”, dice la disposición.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.