“No nos vamos a quedar de brazos cruzados: ”El presidente del PJ, José Luis Gioja, apeló la intervención y convocó a un congreso nacional para el mes que viene

A primera hora, los apoderados del PJ presentaron la apelación a la medida de Servini de Cubría. Gioja no pudo ingresar a la sede del PJ, por lo que se reunió con los dirigentes que le transmitieron su apoyo en un local en San Telmo.

“Vamos a respetar la justicia, pero la de nuestro pueblo, no la de un disparate de resolución que hizo una jueza para intervenir al partido más grande de Latinoamérica”. Así cerró el día el presidente del Partido Justicialista, José Luis Gioja, después de una jornada en la que no pudo ingresar a la sede del partido, pero fue apoyado por un gran número de militantes que se agolparon en el frente de Matheu 130. A primera hora se presentó la apelación contra la intervención que encabeza el sindicalista que coquetea con el macrismo, Luis Barrionuevo, y desafiando la intervención, anunció que realizarán el Congreso del PJ el 18 de mayo. Además se reunió con más de 70 dirigentes de todo el país que lo respaldaron en su gestión.

“Son corruptos de guante blanco, son ricos que gobiernan para los ricos. El pueblo con su voto los tiene que sacar, vamos por el triunfo popular en 2019”, regurgitó en su discurso Gioja frente a los militantes que se citaron en la sede histórica del PJ, apuntando directamente al gobierno nacional y sus aliados por la polémica medida tomada por la jueza federal María Romilda Servini de Cubría de decretar la intervención del partido nacido al calor de la movilización popular a favor del entonces coronel Juan Domingo Perón. Los peronistas que lo escuchaban respondieron con vivas y gritos desordenados hasta encauzar el mantra opositor de MMLPQTP con los dedos en V a viva voz.

La tensa calma interna que venía manteniendo el PJ en su camino a las elecciones del 2019 fue violentada por la decisión de Servini de intervenir la herramienta electoral del peronismo con argumentaciones que rozan lo político más que lo jurídico. El martes Gioja resistió los embates de Barrionuevo para que deje el edificio apenas enterado del fallo judicial hasta que cerca de las 22 finalmente se retiró junto al resto de los dirigentes justicialistas que lo acompañaban. Ayer ya no pudo ingresar a la sede porque el interventor ordenó el cambio de la cerradura, y por el fuerte vallado policial ordenado por la justicia  por lo que la reunión del consejo se debió mudar a la sede de la Fundación Internacional para el Desarrollo Local vinculada al ex intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra.

En el barrio de San Telmo el sanjuanino encabezó el cónclave en el que analizaron y rechazaron la decisión judicial. Allí estuvieron representantes del peronismo de distintos sectores como el vicepresidente partidario Daniel Scioli, el gobernador de San Luis Alberto Rodríguez Saá, la intendente de La Matanza, Verónica Magario, su antecesor Fernando Espinoza, el secretario general de UPCN, Andrés Rodríguez, su par de la Unión Obrera Metalúrgica, Antonio Caló, y el presidente del PJ porteño Víctor Santa María. Luego se sumaron el presidente de la bancada del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, el camionero Pablo Moyano, el ex presidente de la cámara de diputados Julián Domínguez, el vicegobernador de Santiago del Estero Julio Néder, el intendente de General Roca, Martín Soria, y el presidente del PJ bonaerense e intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, su vice Fernando Gray, y en nombre del Movimiento Evita el ex jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina. Además fue bien recibida la adhesión del ex diputado radical Ricardo Alfonsín. De la reunión salió la convocatoria para el 18 de mayo para que sesione el Congreso del PJ, donde se expresará la ratificación del camino hacia la unidad y el rechazo a la intervención judicial inédita en democracia para un partido político de la dimensión del justicialismo.

Mientras continuaban llegando a borbotones los repudios de los distintos distritos del PJ y Barrionuevo y sus seguidores se apoderaban del edificio, Gioja y los dirigentes peronistas que lo acompañaban se acercaron nuevamente hasta la sede del PJ en el barrio de Balvanera para saludar y agradecer a los militantes que continuaban allí. Había trabajadores metalúrgicos, grupos que respondían a los intendentes como los de Merlo y los de Malvinas Argentinas, todos con sus banderas al igual que algunas agrupaciones como Descamisados o la Tupac Amaru que hacían sonar los bombos acompasando el mantra del canto contra el presidente.

Al finalizar la jornada Gioja fue acompañado por los intendentes bonaerenses Menéndez, Magario y Nardini en un improvisado acto frente a los militantes. El intendente de Merlo destacó que “nos quieren amordazar, nos quieren dejar sin herramientas”, y agregó que “la Justicia nos va a dar la razón y si no, nos la va a dar el pueblo argentino que está cansado de que le metan la mano en el bolsillo”. El sanjuanino, enojado por el trato de la justicia y por el interventor destacó que “ayer apareció un ciudadano que decía ‘vengo a hacerme cargo del partido’, y no se la hicimos fácil. Vamos a respetar la justicia, pero la de nuestro pueblo, no la de un disparate de resolución que hizo una jueza para intervenir al partido más grande de Latinoamérica”, y con la mirada puesta en los pasos a seguir agregó que iban “a agotar todas las vías, pero no nos vamos a cruzar de brazos porque cada crisis da una oportunidad y vamos a salir fortalecidos”. Detrás de las vallas de la Policía Federal los bombos y las banderas seguían su ritmo a la espera de la próxima cita.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.