Después de 20 años se volverá a importar soja desde Estados Unidos

Compañías ya acordaron operaciones por 120 mil toneladas para procesar desde el mes de octubre. La noticia hizo bajar el precio en el Disponible

Por primera vez en 20 años, la Argentina importará soja desde Estados Unidos. Se trata de 120 mil toneladas que llegarán en octubre para ser procesadas y exportadas desde las plantas aceiteras locales. La operación se pactó en el contexto de una merma en la oferta local, debido a la sequía que afectó en el verano a la zona agrícola núcleo. La noticia, confirmada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda), influyó en la baja de precios que se produjo ayer en el mercado disponible local.

El Usda confirmó ventas privadas de 120.000 toneladas de soja estadounidense a la Argentina, que ingresarán a partir del 1º de septiembre para ser procesadas en las plantas locales.

La venta representa el volumen más amplio de soja vendido por Estados Unidos a Argentina desde 1997. La operación se concreta luego de una sequía histórica que, con cinco meses redujera drásticamente la cosecha de soja respecto del año pasado. El propio Usda bajó ayer su estimación de producción argentina a 40 millones de toneladas. Entidades locales, como la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, ya esperan una cosecha de 39 millones de toneladas.

Veinte años no es nada

Fue precisamente luego de una gran sequía cuando se produjo un pico de precios y una gran puja por la mercadería disponible, cuando se llevó adelante la última gran importación de soja desde Estados Unidos. Fue en diciembre del año 1997.

El diario LaCapital dio cuenta entonces de esta situación poco frecuente, en un país que es el tercer productor mundial de soja y lidera las exportaciones de aceite y harina de la oleaginosa. Cerca de 300 mil toneladas se descargaron en el puerto de Rosario, que todavía no estaba concesionado, y desde allí fueron transportadas por camión a las plantas de La Plata Cereal (hoy Bunge), Vicentín y Dreyfus. La terminal local, que en ese entonces tenía escasa operatoria, se utilizó por la ausencia de barrancas, lo cual facilitaba el desembarco.

Las instalaciones del complejo industrial y portuario santafesino están preparadas para embarcar en grandes buques que transportan la mercadería para exportar, o para descargar barcazas que bajan por la hidrovía desde Paraguay, fundamentalmente. Por eso, en aquel momento, la operación de descarga en Rosario fue una novedad.

Aquella operación tuvo su polémica. La Federación Agraria Argentina, que en ese entonces era presidida por René Bonetto, denuncio una maniobra de los compradores (fábricas y exportadoras) para bajar el precio en el mercado local.

La soja paraguaya

Aunque no es habitual importar soja de Estados Unidos, sí es creciente el ingreso de porotos provenientes del Mercosur, que se muelen en las plantas locales para ser vendidas al exterior.

De hecho, en el informe que el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec) realizó sobre importaciones por Aduanas santafesinas en 2017, la soja ocupa los primeros lugares. Por un valor de 699,8 millones de dólares, participa con el 17,5 por ciento del total de importaciones. Por esto, Paraguay es el segundo exportador a la región.

La capacidad de procesamiento de la industria oleaginosa excede la producción local, lo cual explica las importaciones. Este año, la brecha se agrandó por la sequía. Mientras que la campaña pasada se recolectaron 57 millones de toneladas de soja, la cosecha actual sería menor a las 40 millones de toneladas.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.