Caso Micaela García: Absolvieron al juez Rossi

El juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú fue absuelto este lunes por el Jurado de Enjuiciamiento debido a que el Procurador Jorge García no formuló la acusación de mal desempeño en su contra. Rossi recupera su cargo y su salario.

l Jurado de Enjuiciamiento de la provincia absolvió este lunes al juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Rossi, en el jury que se le abrió por ocho denuncias en su contra por mal desempeño de sus funciones y falta de idoneidad para su cargo, debido a la liberación en 2016 de Sebastián Wagner, el violador serial que asesinó a Micaela García en abril de 2017.

El factor determinante de la absolución fue la falta de acusación por parte de la Fiscalía, representada por el Procurador General de la provincia, Jorge Amílcar García, quien entendió que el fallo de Rossi que liberó a Wagner, aunque está “dentro del ámbito de lo discutible”, estuvo “sujeto a derecho”.

“Los jueces no tenemos la bola de cristal antes de tomar una decisión”, dijo Rossi en su defensa.

Ante ello, el defensor del juez juzgado, Miguel Ángel Cullen, alegó que si el Jurado destituía a Rossi pese a no existir acusación formal en su contra, recaería en la violación de principios constitucionales y normas internacionales, por lo que correspondía su absolución. Tras un cuarto intermedio de media hora, el Jurado falló en base al pedido de la Defensa y sostenido en la decisión del Procurador.

La sentencia fue por mayoría, aunque no se dio a conocer cómo votó cada integrante del Jurado. Los fundamentos se harán públicos el 29 de agosto. El Cuerpo estuvo integrado por los vocales del Superior Tribunal de Justicia, Germán Carlomagno (presidente), Daniel Carubia y Miguel Ángel Giorgio; el senador Daniel Olano (PJ), la diputada Ester González (PJ); y Jorge Campos y Roberto Beherán como representantes del Colegio de Abogados de la provincia.

“Un chivo expiatorio” 

La de este lunes fue la segunda jornada del jury. La semana pasada, en la primera, Rossi se expresó y aseguró que fue utilizado como “un chivo expiatorio” en el marco de la indignación y movilización social que provocó el femicidio de Micaela García, cuyo violador y asesino, Sebastián Wagner, había sido liberado en forma condicional por el juez en julio de 2016.

El magistrado, suspendido en su cargo y con el salario retenido en un 30% desde que inició el jury en su contra, consideró “repudiable” el proceso de destitución que se le impuso. “Me preguntaron si me arrepentí de ese fallo (el que dejó libre a Wagner). Y yo digo que, si hubiese sabido las consecuencias, seguramente no lo dictaba. Es más: ese día ni siquiera hubiera ido a trabajar”, manifestó.

“Pero el comportamiento futuro de la persona es imposible de determinar. Los jueces no tenemos la bola de cristal antes de tomar una decisión”, lanzó en la primera audiencia. También advirtió Rossi que su resolución de liberación de Wagner no fue apelada por la Fiscalía en su momento y cuestionó que sea el Jurado de Enjuiciamiento el que revise y eventualmente condene dicha sentencia.

“Me preocupa la remoción de un juez por una resolución que toma y que no fue recurrida. Esto atenta contra la independencia del Poder Judicial. Acá, el Jurado de Enjuiciamiento se está constituyendo en un tribunal de alzada que revisa la revisión de un juez de Ejecución de Penas”, señaló, según registró Entre Ríos Ahora.

“El comportamiento futuro de la persona es imposible de determinar. Los jueces no tenemos la bola de cristal antes de tomar una decisión. No existe ningún control. El Patronato de Liberados jamás me hizo saber nada de Wagner”, lanzó Rossi en su defensa al inicio del jury.

Además, cargó contra el Patronato de Liberados de la provincia por su falta de seguimiento de Wagner en libertad. “En vez de haber control de reinserción social y seguimiento de cada una de las personas, lo que hay es la obligación del interno de volver a la cárcel una vez por mes a firmar un papel. No existe ningún control. El Patronato de Liberados jamás me hizo saber nada de Wagner”, fustigó.

Micaela García fue secuestrada, vioada y asesinada por Wagner en abril de 2017.

Rossi tuvo ocho denuncias por mal desempeño y falta de idoneidad por haberle otorgado la libertad condicional al violador serial Wagner el 1º de julio de 2016, quien, en abril de 2017, asesinó a Micaela García en Gualeguay. El Jurado de Enjuiciamiento resolvió, el 7 de diciembre, abrir causa en base a las presentaciones. El Procurador García era el encargado de resolver la acusación formal contra el juez, pero en su dictamen no lo hizo y fundamentó que en base el andamiaje legal vigente no está obligado a acusar.

 


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.