Los usuarios de celulares deberán registrar sus líneas prepagas antes de fin de año

De las 45 millones que hay en el país, hasta el momento fueron identificadas el 55%.
El millonario mercado negro de celulares crece hora tras hora: cada día se denuncian, en promedio, unos 4.300 teléfonos robados. La gran mayoría tiene como destino las “cuevas”, como se conocen a los locales que ofrecen equipos usados sin comprobantes sobre su procedencia.

Como parte de la lucha para combatir los asaltos y la venta ilegal, el Gobierno anunció que los celulares robados no funcionarán con ninguna red del país. Para eso apelarán a “listas negras” que permitirán bloquear los equipos que hayan sido denunciados por los usuarios o que figuran en una base de datos con teléfonos que han sido adulterados.

Para identificar esos celulares que forman parte de las “listas negras” las operadoras utilizan el número de Identidad Internacional de Equipo Móvil (IMEI), una especie de huella dactilar que distingue a cada equipo.

Ese número de IMEI debe estar asociado a una línea telefónica y a un usuario. En el caso de quienes tienen un abono mensual, esa vinculación es automática. Distinto es el caso para las líneas prepagas.

Por esa razón, en mayo de este año se habilitó un registro de usuarios. Para inscribirse, hay que llamar al *234#, cargar el DNI y responder algunas preguntas de seguridad (ver Paso a paso). Además, se habilitó el *910 para denunciar el robo y que ese teléfono quede bloqueado.

Sin embargo, en las “cuevas” tienen otro recurso para sacar a los equipos de las “listas negras”: duplicar el IMEI por uno que no haya sido denunciado. A eso apunta esta nueva etapa del programa, que se puso en marcha este martes.

Gente hablando por celular en la calle. Foto Guillermo Rodriguez Adami

“Se utiliza una base de datos elaborada por operadoras de todo el mundo, donde se reportan los IMEI falsificados. A partir de ahora,cuando un chip se activa en un teléfono con IMEI adulterado, automáticamente se bloquea. Si la persona lo compró legalmente y tiene la factura, debe ir a reclamar a la empresa para que le restituyan el servicio. Por eso es importante exigir al vendedor los datos del equipo”, explicó a Clarín Silvana Giudici, titular del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

La medida busca impedir la reventa y de esa manera desalentar el robo. “Es un paso fundamental para combatir las mafias que están detrás del robo de los celulares y para que los argentinos, vivan donde vivan, puedan estar conectados de una forma segura¨, aseguró Andrés Ibarra, ministro de Modernización.

Gente hablando por celular en la calle. Foto Silvana Boemo

Según las cifras oficiales, en los últimos meses disminuyeron las denuncias. El promedio pasó de 4.763 celulares robados por día durante 2017, a 4.344 en 2018. Desde junio de 2016, cuando el Enacom firmó un convenio con el Ministerio de Seguridad para poner en marcha el programa, se incorporaron a la “lista negra” más de 3 millones de equipos.

La campaña contempla un tercer paso, previsto para fin de año: obligar a todos los usuarios a registrar con su nombre y DNI toda tarjeta SIM. Las que no estén nominadas se bloquearán automáticamente. Según informaron desde el Enacom, de las 45 millones de líneas prepagas que hay en el país, hasta el momento fueron registradas el 55%.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.