Rosario: El joven que dejó el gas abierto en departamento había armado una bomba casera

Los vecinos del edificio donde ocurrió el hecho días pasados en la ciudad de Rosario, descubrieron en el departamento del joven un mecanismo conectado al disyuntor que podría haber estallado al entrar en contacto con el fluido.

Los vecinos del edificio de España y Rioja de Rosario siguen sin salir de su asombro. Ahora aseguran que si hubiesen entrado antes al departamento donde su ocupante dejó el gas de las hornallas abierto, todo habría estallado en pedazos.

 Así lo expresó uno de los vecinos, quien advirtió “un dispositivo de disparo”, una especie de bomba de fabricación casera conectada entre la puerta y la caja del disyuntor. El joven dio detalles de lo que encontró en el departamento en un grupo de WhatsApp de los habitantes de la torre.

Allí grabó un mensaje que dice: “Si no cortábamos el suministro de todo el edificio previo a abrir la puerta del departamento, volábamos todos a la mier…”. Y luego detalló que el hilo que se encontraba en la traba interna de esa puerta y el picaporte no era para desprender el enganche desde afuera, “estaba conectado a la tapa de las térmicas junto a un cable para provocar un cortocircuito”. Al decir del hombre, eso, en contacto con la emanación del gas habría generado una explosión. No obstante, especialistas en explosivos relativizaron el poder de estallido del mecanismo, aunque apuntaron que “más peligroso habría sido la acumulación del fluido en las cajas de los ascensores”.

La grabación se viralizó entre los vecinos del edificio, quienes ayer no podían parar de imaginar una potencial catástrofe.

Mientras tanto, y tras llevar adelante una reunión del consorcio el martes por la noche, los habitantes del edificio de España y Rioja se manifestaron preocupados por la falta de imputación al joven que abrió las hornallas de la cocina.

Yamile, una de las propietarias, manifestó su indignación por la “inacción judicial” tras la presentación de “tres denuncias contra el muchacho”.

La mujer marcó que la situación en el edificio “pasa el límite de decir que hay un vecino con problemas de adicciones, que se dedica a hacer estragos dentro del edificio. Todo eso quedó superado”.

Según relató la misma residente, “el joven tiene ya tres denuncias, pero los expedientes desaparecen, no se sabe por qué”.

La misma referente indicó que el joven “fue imputado en varias ocasiones y hasta le ordenaron hacer trabajos comunitarios que nadie controló” y añadió un dato inquietante: “Ahora dicen que no tiene antecedentes. Antes de este episodio del gas, protagonizó otro hecho en el que se le metió al departamento de una vecina por el balcón. Como si fuese un hombre araña. Entró, causó desorden y rompió todo”.

Entre los consorcistas el temor está latente. “Tenemos miedo de que estos episodios se vuelvan a repetir y sean más graves. Es permanente la agresión de él hacia todo el edificio”, subrayaron.

La gota que rebalsó el vaso fue el episodio del lunes. El pavoroso momento se originó a raíz de que el muchacho dejó abierto el gas de la cocina de su departamento.

El olor era tan intneso que los residentes decidieron autoevacuarse y, en algunos casos, ingresar allí tras cortar el suministro. De inmediato, denunciaron al ocupante del departamento, cuya unidad pertenecería a su familia.

Se trata de Angel S., quien fue reducido por transeúntes en Rioja y Dorrego mientras intentaba subir a un taxi en remera y descalzo. Como el chofer se negó a llevarlo en esas condiciones, el joven se descontroló y comenzó a gritar, lo que motivó la intervención de terceros. Finalmente fue detenido, pero luego liberado. Ayer lo internaron debido a sus problemas de adicción. Mientras tanto, la investigación judicial avanza y la Fiscalía tomará testimonios a un taxista que se negó a trasladarlo y a un cerrajero. En virtud de cómo avancen las pesquisas, el Ministerio Público podría ordenar una restricción de acercamiento al edificio, indica La Capital.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.