CÓRDOBA: Sospechan que joven madre fue asesinada para ocultar un ataque sexual

El cadáver de la adolescente de 17 años fue encontrado desnudo en un descampado en la provincia de Córdoba.Tenía marcas de haber sufrido una trompada en el rostro. Murió estrangulada. Su primo, de 39 años, es el principal sospechoso.

El cadáver de la adolescente de 17 años fue encontrado desnudo en un descampado entre Huinca Renancó y Villa Huidobro, en la provincia de Córdoba. Su primo, de 39 años, es el principal sospechoso. El fiscal aguarda los peritajes forenses.

Todo es consternación en Huinca Renancó. El pueblo de casi 10 mil habitantes ubicado 423 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba llora a Karina Abba (17), la joven madre de un niño de casi 3 años que fue asesinada en la madrugada del domingo último cuando regresaba de bailar en Rancul, La Pampa.

El fiscal Luis Marcelo Saragusti imputó y detuvo por homicidio calificado a Mario Ruiz Díaz (39), el primo de Karina, hijo de una hermana de la mamá de la joven. Ruiz Díaz había llevado a Karina y dos amigas al boliche y, cuando Abba desapareció, tuvo una actitud que llamó poderosamente la atención de la Policía.

Se sospecha que el domingo a la madrugada volvió con las tres jovencitas a Huinca Renancó, dejó a las dos amigas (que también son parientes) cerca de sus domicilios y se llevó a la víctima. De acuerdo a la investigación, la joven habría estado alcoholizada.

El cuerpo de Karina fue hallado el martes a unos 30 kilómetros de Villa Huidobro. Estaba totalmente desnudo, tapado con tierra y ramas. Tenía marcas de haber sufrido una trompada en el rostro. La autopsia determinó que la causa de la muerte fue un estrangulamiento manual. No tenía signos visibles de haber sido abusada. Pero se tomaron muestras para determinar si en partes íntimas, o debajo de sus uñas, se encuentran rastros genéticos de su agresor.

Marcha. El martes, al conocerse el crimen de Karina, se organizó una manifestación espontánea. (Puntal)

Habría confesado

Según trascendidos, el imputado tenía, a simple vista, marcas de rasguños. Todo parece indicar que la joven luchó para defenderse del ataque.

Ruiz Díaz se dedica a la venta de leña en Huinca Renancó. Vive muy cerca de los padres de Karina. El hombre tiene antecedentes por delitos contra la propiedad, lesiones y amenazas. No tiene denuncias por violencia de género. No se le conoce pareja.

Las amigas de Karina aseguran que no tenía una relación sentimental con la joven. Coinciden en calificarlo como una persona fría y reservada.

Versiones dan cuenta de que en las últimas horas antes de su detención, Ruiz Díaz habló con diferentes familiares y les dijo que estaba atormentado, que se había “mandado una cagada”, que su vida se había terminado.

Ahora, la fiscalía busca ratificar estos testimonios para avanzar en la causa en contra del hasta ahora único sospechoso.

Buscan la ropa

Efectivos policiales y de bomberos realizaron ayer un rastrillaje en búsqueda de la ropa de la joven asesinada. Se investiga si el autor cometió el crimen en un lugar y luego trasladó el cuerpo hacia otro sitio, en el que finalmente fue encontrado.

Celeste Abba, hermana de la víctima, contó que Ruiz Díaz fue a preguntar por Karina el domingo a la tarde y aseguró que él la había dejado cerca de la casa. Se estima que sólo buscaba cerciorarse de por dónde estaban rastrillando.

Luego de que le confirmaran ese día que la familia iba a efectuar la denuncia por la desaparición, el hombre se esfumó. No respondió más los llamados ni los mensajes de WhatsApp. La Policía encontró su camioneta a unos siete kilómetros al oeste de Huinca Renancó, empantanada en un camino rural. Tres kilómetros más adelante, lo hallaron a él, en medio de un pequeño monte. Había improvisado un toldo con camperas. Se presume que ahí pasó la noche del lunes.

Después de su detención, los agentes encontraron el cadáver de la adolescente, publica el diario La Voz.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.