Tirando de la piola: Ante la debacle de Cambiemos, el Peronismo confiado desató una feroz interna

La dura disputa justicialista que tiene a Romero, Kueider, Urribarri, Solanas, Halle, Treppo, diputados y a un Bahl hermético, como protagonistas, enfrente Cambiemos que quiere evitar una derrota monumental con Frigerio de testimonial y en el medio la Justicia en el ojo de la tormenta

 Con las fechas de las elecciones provinciales oficializadas y ante el inminente decreto de Gustavo Bordet convocando para el 14 de abril y el 9 de junio, se comienza a perfilar el panorama electoral de los dos sellos políticos que protagonizaran los comicios.

Cambiemos inmerso en un debacle, totalmente destruido, con mala imagen de la figura de su principal traccionador, el presidente Mauricio Macri, irremontable ajustara su objetivo solamente a las dos ciudades más importantes de la provincia.

Tal es la situación que enfrenta la alianza UCR-PRO que, en estos meses venideros en que se desarrollará la campaña electoral, a lo único que puede apuntar es a dar pelea en la capital entrerriana con la figura del intendente Sergio Varisco.

Varisco que si bien tiene un piso alto, destacable en virtud de las distintas y gravísimas causas que pesan en su contra, el techo que posee es bajo. Para colmo mantiene un fuerte enojo con la dirigencia de Cambiemos, puntualmente del PRO, a quien le atribuye haberle “soltado la mano” cuando más lo necesitaba.

El intendente que fue puesto en la parrilla en el plano judicial, y que se las tiene jurada porque lo dejaron de lado, creyendo que detrás del accionar judicial se encuentra Cambiemos. Dando por seguro que no lo defendieron como si lo hicieron con el concejal Emanuel Gainza quien, a pesar de haber estado en la misma situación que su par Pablo Hernández, fue sobreseído en la causa federal.

Varisco sabe que el resto de los posibles competidores internos, al menos los que actualmente suenan, no mueven el amperímetro.

Concordia es otra de las ciudades puesta como objetivo de Cambiemos para los comicios 2019, aunque con un panorama distinto.

En la capital del citrus la apuesta será apelar al cansancio de los concordienses para con el peronismo que gobierna desde 1973; elección donde Don Enrique Tomas Cresto fue electo gobernador de la provincia, y luego, ininterrumpidamente desde el retorno de la democracia a la fecha, motivo que le ha valido de la denominación “capital del peronismo entrerriano”.

La campaña de Cambiemos buscará instalar el cansancio o hartazgo de peronismo en los vecinos.

Así, con Cambiemos destruido peleando solamente Paraná con Varisco y apelando un agotamiento en la gente con el PJ, aunque con algunas ciudades donde no hay forma de revertir el triunfo del sello amarillo caso de Diamante con el intendente Lénico Aranda, Victoria con el intendente Domingo Maiocco, Rosario de Tala con Hugo Pitura, Nogoya con Rafael Cavagna y La Paz con el intendente Bruno Sarubi.

Son intendentes que no solo plebiscitarán sus gobierno sino que también se mantienen con altas chances de obtener importantes victorias en sus localidades.

Con Cambiemos derrotado, su rival, el PJ que se sabe ganador, no sólo no lo enfrenta olvidándose de las causas que tienen varios de los dirigentes de la UCR y el Pro, sino que instala la pelea entre sus principales dirigentes, utilizando incluso a la Justicia como arena de la batalla interna

Varios son los sectores que entienden que no fue nada casual el hecho de que al poco tiempo de anunciar el desdoblamiento, la justicia provincial haya resuelto elevar a juicio la causa que tiene como implicado al intendente de Seguí, Cristian Treppo.

El intendente fue uno de los principales organizadores y convocantes del acto de respaldo que se le brindó a Bordet y a su decisión de desdoblar el pasado sábado en su ciudad.

Un encuentro que se mostró como una reacción a los condicionamientos impuestos por el vicegobernador Adán Bahl para efectivizar su lanzamiento a intendente de Paraná, siendo determinantes de esta lectura las presencias al mismo pero, más aun, las ausencias.

El acto sirvió para mostrar la división interna en el gobierno provincial, una de sus principales figuras fue el secretario general de la gobernación, Edgardo Kueider, sin embargo, la otra pata importante del estado, la ministra de gobierno Rosario Romero no participó.

El sector que encabeza la ministra y el ex intendente José Carlos Halle que desde hace varios meses se encuentra trabajando en la candidatura de Bahl en Paraná manteniendo ambos un acuerdo político cuya síntesis también implica la candidatura de Romero como compañera de fórmula de Bordet.

En la misma interpretación la situación procesal del actual diputado provincial y ex intendente de Larroque, Raúl Riganti, con la obra pública donde también está implicado el conocido empresario de la construcción Miguel Marizza, sosteniéndose desde algunos sectores que la génesis de la causa es el resultado de la interna peronista.

Tal es así que desde el sector del legislador los fuertes comentarios hablan de que las obras para la ciudad en la mayoría de los casos estaban digitadas apuntándose a un importante funcionario en aquella de la anterior gestión del gobierno provincial y a sus relaciones con los empresarios.

Desde varios sectores que encabezan intendentes entrerrianos desde hace un tiempo se habla de que los mismos no tenían margen para que la obra la haga otra empresa más que la que se barajaba desde el área que conducía este importante funcionario, si querían que la obra fuera una realidad tenían que aceptar las condiciones impuestas aunque esto les represente beneficiar a un empresario por sobre otros.

Sin dudas la causa paradigmática vinculada a la durísima interna peronista es la de los contratos truchos en la Legislatura. 10 años de la historia del Poder Legislativo puestos bajo sospecha por contratos que supuestamente han beneficiado a unos pocos.

Una causa que si bien en principio comprendía a senadores y diputados sin distinción de partido político, luego al fiscalía que lleva la investigación la limitó poniendo en el ojo de la polémica a legisladores justicialistas.

Un escándalo judicial sin parangón en la provincia que ha dejado muy mal parado al peronismo y con el giro inesperado que recientemente dio la causa por la cual se ha relacionado a la fiscal anticorrupción, Cecilia Goyeneche, conductora de la investigación penal con uno principales imputados en la misma y su socio, los contadores Faure y Opromola.

La fiscal hoy es el comentario de todos los medios de prensa por estos supuestos negocios con los implicados en la causa, sin embargo la misma prefiere el silencio, es más ha dicho que no emitirá ninguna declaración al resto, hermetismo que genera una mayores sospecha las cuales se propagan a todo el Poder Judicial.

Procesos judiciales interpretados como manifestaciones de la interna peronista, es más, volviendo a Seguí, los mentideros políticos, en la previa, sostenían que eran varios los sectores que operaban para que el acto del sábado se caiga y el mismo no tenga lugar.

Una pelea en el peronismo para ocupar cargos en la legislatura e instalar candidatos en distintas ciudades que está a la orden del día.

En la misma línea salió el actual diputado nacional y ex intendente Julio Solanas hablando de casualidades y sospechas por la causa penal que recientemente se movilizó en su contra en la justicia tras 11 años de haber estado parada, acusando una interna.

Un Solanas que también, en una entrevista reproducida en un medio grafico de la ciudad, desmintió la charla, ofrecimiento e impulso por parte del bordetismo para secundar al actual gobernador en la formula en la casa de Bordet de la capital entrerriana aquel jueves por la tarde.

Frente a estas desmentidas Solanas dejó de ser confiable tanto para los propios como los ajenos e incluso para sus principales aliados en Unidad ciudadana, haciendo peligrar los acuerdos mantenidos en este sector.

En el medio de toda esta interna y de la pelea trasladada a la arena judicial sale públicamente a hablar el Dr. José Carlos Halle.

El ex intendente y dirigente de peso en la ciudad sostuvo que el candidato en Paraná es Bahl lo dejó supeditado a que el mismo vicegobernador lo oficialice aunque dejó en claro que es él.

El dirigente también habló del criterio de Bordet para el armado de la lista que llevará el peronismo para la legislatura sosteniendo que más allá de las causas penales que puedan tener varios dirigentes si le conviene lo va a llevar.

Palabras las del ex intendente que sin dudas se referían al actual diputado provincial, José Allende, único legislador que tiene varias causas penales en su contra y se encuentra cercano al gobernador como parte del oficialismo.

Idéntica interpretación pero para la tan mentada “renovación”, expresiones las de Halle que no dejaron lugar a dudas en la existencia de los acuerdos de Bordet con varios dirigentes, caso de José Cáceres o de Juan Navarro, quienes por su extensa y larga trayectoria en lo legislativo se pensó que se los postergaría para darle paso a dirigentes nuevos.

Una interna en la que también se suma la gran pelea que existe por el jury al procurador general de la Provincia, Jorge García.

Jury que fue rechazado por el presidente del jurado de enjuiciamiento, el diputado Diego Lara, posición que es interpretada como una toma de postura de un sector mucho más amplio en el cual confluyen los sectores Romero-Halle y al de su par Gustavo Zavallo, aliados políticos desde hace un buen tiempo y que brega por la candidatura de Bahl en Paraná.

Tal es así que a ninguno de los nombrados, como se mencionó, se los vio en el acto en Seguí que fue una reacción a los condicionantes impuestos por el vicegobernador a su candidatura a intendente.

Un jefe de fiscales que, en virtud del impulso dado a las causas que protagonizan varios de los dirigentes del justicialismo entrerriano ha obtenido, en gran parte de la dirigencia del PJ, el mote de “persecutor de peronistas”.

Denuncias, contra denuncias, imputaciones, recusaciones entre el poder político y la cúpula del de la justicia que agiganta el descreimiento social generalizado en las instituciones.

A este penoso panorama en el que se ve inmerso el poder judicial en su conjunto se le agregan los whatsapp que en las últimas horas están circulando en las redes sociales y que vinculan a su cúpula con operaciones relacionadas con la política con la única consecuencia, al menos frente al silencio de los protagonistas, de aumentar la desconfianza de la gente con la justicia.

En medio de todo este escenario la provincia va a las urnas, primero el 14 de abril con las PASO y luego las Generales el 9 de junio.

Una campaña que ya muestra a un Peronismo confiado instalando su pelea interna porque sabe que la mala imagen de Cambiemos hoy es muy grande y que solo puede aspirar a pelear Paraná con un Varisco enojado con el PRO y a batallar Concordia apelando a una campaña inteligente de sus principales operadores que apelará al cansancio del vecino hacia el PJ.

La única posibilidad para Cambiemos de no sufrir una derrota monumental la representa la candidatura de Rogelio Frigerio.

Más allá de que los números incluso con Frigerio a la cabeza siguen siendo favorables para Bordet, el ministro es el único que arrima votos para la gobernación, sin embargo es conocido por todos que el titular de la cartera nacional del interior no quiere agarrar.

Entre la dirigencia amarilla barajan como estrategia para al menos equiparar los números la candidatura testimonial del ministro, aunque la misma presenta la gran desventaja de mostrar el fracaso electoral del ministro estrella de Macri como una derrota del propio presidente en la provincia.

Una derrota que será visibilizada en los medios nacionales, al desdoblarse los comicios provinciales, como el primer duro revés de Macri en las urnas.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.