En Tucumán: Bordet no asistió a la cumbre de gobernadores

Los mandatarios de Salta, Córdoba, Chaco, La Rioja y Tucumán se reúnen para unificar criterios respecto al pedido de apoyo financiero del FMI y reforzar posición por el cuadro tarifario que aplicó el Gobierno.

Con la mirada puesta en la turbulencia económica de las últimas semanas, un grupo de gobernadores peronistas tuvieron este miércoles su cumbre en Tucumán. Los gobernadores no se resignan a perder protagonismo en la agenda política y asado de por medio aprovecharon el encuentro para cuestionar al Gobierno al tiempo que ajustaron los criterios respecto al pedido de apoyo financiero al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con el tucumano Juan Manzur como anfitrión, Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Schiaretti (Córdoba), Domingo Peppo (Chaco) y Sergio Casas (La Rioja) se reunieron en la previa a una nueva cumbre de la Zona de Integración del Centro Oeste de América del Sur (Zicosur). A la cita sólo faltó el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, por cuestiones de agenda institucional en la provincia.

Según consignó Ámbito Financiero, los mandatarios buscan impulsar un espacio peronista diferenciado al kirchnerismo para construir un proyecto de gobierno alternativo a Cambiemos. Por lo bajo, los gobernadores peronistas se muestran confiados en poder derrotar a la alianza entre el PRO y la UCR en las elecciones del próximo año.

Tras un par de semana dominada por la crisis cambiaria, los mandatarios aprovecharon la reunión para enviar un mensaje crítico a las políticas económicas implementadas por el Gobierno poniendo el acento en la situación de las economías regionales. “Las cuentas están muy complicadas y falta federalismo en la distribución de los recursos”, remarcaron a través de sus allegados los mandatarios.

Otro de los puntos en que hicieron eje fue en el pedido de ayuda financiera al FMI por parte del Gobierno y, al respecto, también se pusieron de acuerdo en respaldar en cierta medida esta iniciativa, pero con “la misión de defender el presupuesto de las provincias” y con el objetivo claro de que “sea Cambiemos el que asuma los costos políticos de un próximo ajuste”.

Manzur, Urtubey, Schiaretti, Peppo y Casas forman parte del grupo de los gobernadores justicialistas que tienen una relación dialoguista con Macri. En varias oportunidades se mostraron colaborativos con el Gobierno facilitando los votos de sus senadores y diputados nacionales para que la Casa Rosada pudiera aprobar algunas leyes claves. Por eso mismo, la discusión alrededor de las tarifas tomará impulso en las próximas semanas.

Al respecto, los gobernadores están de acuerdo en que “la política tarifaria del Gobierno es errónea”, pero admiten que “el Parlamento no tendría que legislar” ese tema. En ese contexto, los mandatarios respaldarían al jefe del interbloque de senadores Argentina Federal, Miguel Pichetto. Vale recordar que el rionegrino anunció que el debate del proyecto ya aprobado en Diputados para eliminar los aumentos de los servicios se demoraría a la espera de una “propuesta superadora” del Gobierno.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.