LEGISLATURA: Diputados aprobó reclamar la provincialización de Salto Grande

El proyecto encomienda al Poder Ejecutivo y a los legisladores nacionales la realización de las gestiones para que el complejo hidroeléctrico pase a manos de la provincia. Casi todo Cambiemos votó en contra, con excepción de Alberto Rotman.

La Cámara de Diputados de la provincia dio media sanción este martes a la “Ley de Soberanía Energética”, que encomienda al Poder Ejecutivo y los legisladores nacionales la realización de las “gestiones pertinentes” para que Salto Grande pase a dominio provincial. Casi todo Cambiemos, con excepción de Alberto Rotman, votó en contra: “Todos sabemos que es una iniciativa que no va a prosperar, que no tiene ningún efecto práctico”, advirtieron. Además, alertaron que la norma “atenta contra el derecho constitucional” y tiene “inconvenientes de técnica legislativa”.

Con el acompañamiento del peronismo y del diputado Alberto Rotman, la Cámara de Diputados sancionó el proyecto de ley impulsado por el senador Ángel Giano (FpV-Concordia) por el que se declara que “los recursos naturales hídricos existentes en el territorio provincial y la energía que se produce como fruto de su explotación corresponden al dominio originario del Estado entrerriano conforme las previsiones constitucionales del orden nacional y provincial”.

También declara que “por razones históricas, jurídicas y económicas se encuentra comprendido en el anterior el Complejo Hidroeléctrico de Salto Grande en la parte que le corresponde a la República Argentina en el Convenio y Protocolo Adicional de 1946 entre la República Argentina y la República Oriental del Uruguay y demás legislación pertinente”.

A su vez encomienda “al Poder Ejecutivo Provincial, al Poder Legislativo Provincial y a las representaciones legislativas de la provincia en la Nación la realización de las gestiones pertinentes ante el Poder Ejecutivo Nacional y/o el Congreso de la Nación para obtener el reconocimiento del derecho de propiedad del Complejo Hidroeléctrico de Salto Grande en la parte que le corresponde a la República Argentina en el Convenio y Protocolo Adicional de 1946 entre la República Argentina y la República Oriental del Uruguay”.

Según consignó Apf, Rotman fue el único diputado de Cambiemos que acompañó la iniciativa y a la hora de justificar su voto dijo que “si bien la provincialización no será fácil”, está “filosóficamente de acuerdo”. En tanto Joaquín La Madrid (Cambiemos) leyó un extenso texto en el que argumentó su posición contraria a la iniciativa que, según dijo, “atenta contra el derecho constitucional”.

Fue el diputado José Artusi (UCR en Cambiemos) el qué más fundamentos brindó a la hora de expresar su rechazo. Comenzó diciendo que tiene “inconvenientes de técnica legislativa” y aseguró que “es un proyecto absolutamente testimonial”. “¿Con declaraciones como las de este proyecto estamos defendiendo el federalismo?”, se preguntó. Y su respuesta fue rotunda: “No”. Y además agregó que “se está haciendo una deformación del federalismo”.

“Todos sabemos que es una iniciativa que no va a prosperar, que no tiene ningún efecto práctico”, advirtió luego, al tiempo que se preguntó qué sucedería si cada distrito provincial se encaprichara y pidiera provincializar lo que está en su territorio”. En este sentido puso como ejemplo la represa de Yaciretá.  Luego denunció “cierto atisbo de oportunismo” al preguntarse por qué este reclamo no se hizo antes, cuando el Ejecutivo nacional estaba en manos del peronismo.

Más tarde aseguró que “a Salto Grande no hay que provincializarla, sino que hay que terminarla” y, en tal sentido, enumeró todos los beneficios que ello traería. Por último, instó a encarar una “negociación seria” con el Estado nacional” para obtener, por ejemplo, una tarifa diferenciada.


About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.