Ajuste Cambiemos: Sigue la polémica por el recorte al Hospital de Niños

Nación lo dio de baja del Registro de Prestadores para la Atención de Cardiopatías Congénitas. La senadora del PJ, Sigrid Kunath, quiere saber por qué. El diputado de Cambiemos, Jorge Lacoste, niega que se desfinancie.  

Hacia fines de la semana pasada el ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación ratificó la baja de tres nosocomios públicos del Registro Nacional de Prestadores para la Atención de Cardiopatías Congénitas, entre ellos, el hospital de Niños “San Roque” de Paraná, principal centro de referencia de Entre Ríos.

El efector paranaense formaba parte de este Registro desde el año 2012 y estaba habilitado en virtud de la Resolución 54/2012 para realizar intervenciones quirúrgicas complejas, en pacientes durante el primer mes de vida e incluso jóvenes que requieran recuperación por haberse operado en la infancia.Lo que dice el archivo


Entre las repercusiones de la medida, la senadora nacional por Entre Ríos, Sigrid Kunath (PJ-FpV) pidió al Poder Ejecutivo Nacional mediante un proyecto de comunicación que explique el por qué de la medida y aseveró que “resulta de gran importancia que Entre Ríos cuente con un centro tratante de cardiopatías congénitas de este valor, evitando que los cuadros médicos de niñas y niños empeore”.

También mencionó la legisladora “los mayores riesgos en el traslado hacia otros centros y el desarraigo que las familias sufren al verse en otras ciudades para la operación y el postoperatorio”.

“Las cardiopatías pueden prevenirse, con lo cual ver disminuido el trabajo en red que desde hace años se viene realizando entre diversos centros de salud de nuestro país resulta al menos preocupante”, advirtió Kunath. 

“Queremos conocer cuáles fueron las motivaciones y los recaudos frente a tal medida y sería de gran utilidad poder contar con mayores precisiones, dada la delicada situación de aquellos pacientes que padecen este tipo de patologías”, sostuvo la senadora. 

Lacoste: “no está en riesgo ninguna cirugía”

En paralelo, el diputado nacional Jorge Lacoste (Cambiemos), se reunió, junto a su par de bancada, Hugo Martucci, con el secretario de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, tras lo cual aseguró que “no se dejará de financiar el Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas” y dio detalles de la controvertida decisión de la Casa Rosada.

El diputado afirmó que no se verán afectadas las cirugías que corresponden al hospital materno infantil San Roque de Paraná, que “va a seguir recibiendo lo correspondiente como Centro Referente Provincial, y percibirá las transferencias financieras del Plan Sumar por el diagnóstico, la atención clínica y el seguimiento de sus pacientes”.

La explicación oficial que dio la secretaría sanitaria nacional radica en que el San Roque, así como los otros dos efectores dados de baja, no realizaba anualmente la cantidad de cirugías de cardiopatías congénitas requeridas para integrar el Registro Nacional. Los centros tratantes de cardiopatías congénitas en todo el país que se dividen en categorías Alta, Media y Baja, de acuerdo a su equipamiento y la cantidad de cirugías que realizan.

Nación informó que para calificar como Centros Cardiovasculares Tratantes los hospitales deben realizar un mínimo de 50 cirugías anuales. Si efectúan más de 200, son considerados de Alta; si hacen entre 100 y 200 son de categoría Mediana; y son de tipo Baja si realizan entre 50 y 100.

“Existe una relación directa entre la cantidad de cirugías y los resultados, ante menos cantidad de operaciones, peores resultados quirúrgicos, de acuerdo a la evidencia científica nacional e internacional”, fundamenta Nación. 

En el caso del hospital Alassia de Santa Fe, el Municipal de Trauma y Emergencias Abete de Malvinas Argentinas y el Materno Infantil San Roque de Paraná, que eran de categoría Baja, la cantidad de intervenciones reportadas en los últimos cinco años fueron “significativamente menores a los estándares requeridos”, según las explicaciones del secretario de Salud.Lo que dice el archivo


Por lo tanto, se les dio temporariamente de baja para realizar este tipo de prestaciones, consigna el comunicado de Lacoste enviado a ID

En el caso del nosocomio santafesino, se derivó a los niños con cardiopatías congénitas de Santa Fe al Hospital de Niños Víctor J. Vilela, “el cual recibirá los fondos que le eran asignados al Alassia para este tipo de prestaciones”.

Por último, el diputado entrerriano de Cambiemos aseguró que “tanto el Hospital Alassia como el San Roque mantienen su acreditación como centros referentes provinciales y percibirán las transferencias financieras del Plan Sumar por el diagnóstico, la atención clínica y el seguimiento de sus pacientes. Las cirugías serán realizadas en otros establecimientos de la red, con fondos nacionales, por lo que no está en riesgo ninguna cirugía”.

About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.