Confirman caso entrerriano de hantavirus pero descartan brote en la provincia

Un isleño de Gualeguay falleció debido a la enfermedad que transmiten roedores, aunque en un cuadro distinto a los del Sur. El ministerio de Salud explicó el caso y recomienda ciertos cuidados y consultar a un médico ante la duda. 

El gobierno de la provincia difundió oficialmente que frente a la presencia de un “síndrome febril inespecífico” en un paciente adulto, y luego de la investigación epidemiológica del caso, el ministerio de Salud de Entre Ríos confirmó, a instancias del Instituto “Carlos Malbrán”, un caso de Hantavirus de un trabajador de la zona rural del departamento Gualeguay.

El Instituto Malbrán de Buenos Aires confirmó por estas horas que el trabajador gualeyo falleció por hantavirus, aunque el caso no está asociado a los de Epuyén, Chubut, por lo que se considera un caso autóctono, indica el parte de prensa oficial enviado a ID. El hombre había sido internado en una clínica privada de Gualeguaychú.

“Es importante en ese sentido dejar en claro que la situación epidemiológica del sur de nuestro país y la de esta provincia es diferente. En Entre Ríos se registran entre 6 y 10 casos todos los años, motivo por el cual no se estaría en una situación diferente a la media histórica”, precisa el gobierno.


Funcionarios de Salud dieron explicaciones sobre el caso.

F

La característica epidemiológica de esta provincia es que son “casos aislados motivados por un vector que es un ratón silvestre (colilargo) que transmite la enfermedad a través de la orina y materia fecal eliminado por el roedor”, se afirma. Luego, el virus ingresa al humano por la vía respiratoria a través de polvillo (aerosoles) contaminados.

A diferencia de la situación del sur argentino no se ha observado actualmente contagio intrahumano, difundió el gobierno entrerriano. 

Otra de las cuestiones importantes es distinguir el lugar donde se hace el diagnóstico, dónde vive la persona y dónde se sospecha que fue el contagio. En este caso, el paciente era de la zona de Islas, se lo diagnosticó en Gualeguaychú y se sospecha que se contagió en la zona de Gualeguay.

Continuando con la vigilancia epidemiológica, el Ministerio de Salud provincial, por lo pronto, no tiene informado ningún caso grave o internado por posible Hantavirus asociado a este caso fatal. No obstante, los profesionales del equipo sanitario harán un seguimiento de las personas allegadas directamente al fallecido.

El trabajador rural de Gualeguay falleció el 10 de este mes, aunque los resultados de los estudios complementarios se conocieron por estas horas. Su cuadro comenzó con fiebre, cefaleas, mialgias, dolor retro ocular, erupción, inyección conjuntival y tos. Realizó la consulta en una clínica privada y luego requirió internación en una Unidad de Terapia Intensiva de la ciudad de Gualeguaychú, donde falleció.

Gobierno afirma que no hay brote

El ministerio de Salud provincial brindó una conferencia de prensa ante la confirmación del fallecimiento. El director de Epidemiología, Diego Garcilazo, explicó que “en Entre Ríos no hemos tenido brotes de esta enfermedad que preocupen. Sólo casos aislados autóctonos. De modo tal, que en 2018 hubo seis casos: dos en Gualeguay y los restantes en las localidades de Ramírez, Villa Libertador San Martín (Diamante), Gualeguaychú y Paraná”.

“Entre Ríos no se encuentra en una situación de brote, siendo casos aislados con antecedentes de haber estado en alguna zona habitada por el ratón colilargo, especie silvestre que claramente no es la rata común del área urbana”, dijo el funcionario en Epidemiología. 

Garcilazo precisó además que “el comportamiento del Hantavirus, una vez ingresado el virus, va a depender de muchísimos factores que tienen que ver con las condiciones inmunológicas del paciente ya que no todas las personas reaccionan del mismo modo. Hemos tenido casos leves, moderados y graves”.

“Ésta enfermedad se da mayormente en trabajadores rurales, ribereños y quienes realizan actividades recreativas en zonas de islas y campos”, señaló el profesional. Y agregó: “Otro dato no menor es que las inundaciones generan menos espacio terrestre lo que provoca una mayor concentración y cercanía entre roedores y personas”.

About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.