En C. Bernardi la perdida de coparticipación equivale a un mes de sueldos de todo el personal municipal

Los 1,5 millones de pesos que no ingresarán en el próximo trimestre al municipio de esa localidad del Departamento Federal, llevaron a que el presidente municipal José Rubén Boxler decidiera decretar, como lo hicieron otros municipios, la emergencia económica y social; disponiendo, como modo de reducir el gasto, que se reducirán los sueldos de los funcionarios en alrededor del 10 %, medida que solicitará sea imitada por el Concejo Deliberante. E

Boxler hizo este sábado declaraciones en el programa matinal de Radio Integración de Federal, explicando que la pérdida de más de más de $ 1.500.000 equivale a un mes de los sueldos de todos los agentes de la corporación municipal, razón que lo ha llevado a decretar la emergencia económica y social en el municipio que administra.

“La situación viene complicada desde hace ya mucho tiempo”, declaró J.R.B. al programa “Radio Sábado”, ya que producto de la inflación los insumos aumentaron notoriamente, la gente más necesitada recurre cada vez más en pedido de ayuda al municipio, ha aumentado la asistencia de personas que demandan alimentación en el comedor municipal, y crece da demanda de recursos para evitar el corte del servicio de agua potable, que en esa localidad es administrada por una cooperativa a la que se le han aumentado en forma exorbitante los valores por el consumo de energía eléctrica.

El funcionario peronista hizo mención a que en el 2018 las ejecuciones presupuestarias municipales mostraron que el 30 % de los recursos se invirtió en el área de Desarrollo Social, estimando que este año aumentará.

Boxler dijo que resolvió elaborar un decreto para darle un marco legal a la declaración de la emergencia económica y social en el ámbito municipal, lo que en principio llevará a la reducción de su sueldo, y del funcionariado político del municipio, en alrededor del 10 %, medida que pedirá sea imitada por el Concejo Deliberante. Además, entre otros ajustes, se acordó achicar el plan de telefonía celular corporativa, que hace un año al municipio le costaba 15 mil pesos, y hoy ascendió a 35 mil. Dio como ejemplo de los aumentos en los gasto municipales, que el plan suscripto para la compra de un nuevo tractor la cuota costaba hace un año 30 mil pesos, y hoy alcanza los 50 mil. El plan de ahorro para la adjudicación de una nueva pick up Ford Ranger de cabina doble, al momento de suscribirse costaba 6 mil pesos mensuales, y hoy ese valor ha aumentado a más del doble.

“Vamos a hacer el esfuerzo entre todos, dando el ejemplo desde el intendente y sus funcionarios, y desde ahí para abajo si todos aportamos un poquito va a ser un poco más posible salir adelante”, expresó José Rubén Boxler; quien agregó que “no estamos con grandes deudas, salvo con algunos proveedores, por lo que estaría todo controlado como para que al 10 de diciembre, cuando tenga que entregar el gobierno a Marina Amalia Cantero, el municipio este equilibrado, organizado económicamente, y con pocas deudas”.

En el final Boxler, que en tiempos del peronismo en el gobierno nacional supo gestionar y concretar muchas obras para la localidad, aseguró que en estos años del macrismo no ha podido conseguir absolutamente nada. (Federal al Día)

Cabe recordar que en las elecciones PASO del 11 de agosto el C. Bernardi el Frente de Todos consiguió el 69 % de los votos para la formula Fernández – Fernández, estimando Boxler que el objetivo de mínima es mantener ese caudal de votos en las elecciones generales de octubre.

About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.