Se terminaron las elecciones: Con el peronismo unido, siete para el kirchnerismo y caras largas en los desplazados

Después de la charla con el gobernador Bordet en Buenos Aires, Cristina Fernández, se decidió la unidad del justicialismo y las autoridades de la Cámara se mantendrán como hasta ahora; la sorpresa son las listas


Este jueves se realizará en la Cámara de Diputados de la provincia la sesión preparatoria, previa a la Asamblea Legislativa, en la que el gobernador Gustavo Bordet inaugurará el 140° periodo de sesiones ordinarias.

Las miradas de toda la provincia estaban puestas en la elección de las autoridades de la Cámara, que determinaría si finalmente había acuerdo o no entre los dos sectores mayoritarios del peronismo entrerriano actual: Unidad Ciudadana, y el oficialismo. 

La posibilidad de que no se llegara a consenso y de que el kirchnerismo se presentara por fuera ponía en serio riesgo no solo la victoria del PJ en la provincia, sino también en municipios históricamente gobernadas por el justicialismo, como Concordia, Uruguay, Colón y en menor medida Gualeguaychú.

Incluso quedaban muy lejanas las chances de recuperar la capital provincial, hoy en manos de Cambiemos, y, comentan los mentideros, la idea asustaba incluso al candidato del PJ, el vicegobernador Adán Bahl, que sigue demorando el lanzamiento de su campaña en una Paraná que de todos modos sigue siendo uno de los lugares más favorables a Cambiemos, junto con Federación. 

Finalmente, cuando el panorama se ponía más complicado y las cosas se estaban saliendo de madre, a través de diferentes contactos, se dieron charlas entre ambas partes, algo que este Portal publicó el 11 de enero y que, a pesar de las desmentidas de los dos sectores, hoy se confirma. 

La frutilla del postre, según comentan en los pasillos de Casa de Gobierno, fue la breve reunión que mantuvo Bordet con la ex presidenta Cristina Fernández en Buenos Aires, en el que ambos se sinceraron acerca de la conveniencia o no del acuerdo. 

Como consecuencia de ese encuentro, ‘La Señora’ como se conoce a la ex presidenta en los sectores ultra kirchneristas, decidió que lo mejor en Entre Ríos para asegurar el resultado es la unidad. 

Aunque Bordet y algunas de sus primeras líneas no estaban convencidos del acuerdo, con los números en la mano el gobernador, que no suele regalarle nada a nadie, priorizó lo electoral, ya que la unidad impide la fuga de votos.

Mientras muchos esperan por ver cómo se va a plasmar el acuerdo en la boleta, lo que es seguro es que no se verá reflejado en la fórmula para la gobernación, ya que Bordet será acompañado por una mujer, de acuerdo con fuertes versiones. 

Sí quedará de manifiesto en los departamentos y en la conformación de las listas de legisladores, en donde se prevé que el solanismo mantendrá sus bancas y que habrá siete nombres producto del acuerdo, y los mentideros sostienen que eso dejará caras largas en los que estaban en la lista original del oficialismo si no había acuerdo pero que serán desplazados. 

En tanto, la unidad del peronismo quedará de manifiesto en la sesión preparatoria de este jueves, cuando se confirme que las autoridades de la Cámara Baja seguirán igual que hasta ahora. 

De ese modo, quedará el ex gobernador Sergio Urribarri como presidente del cuerpo, Diego Lara será reconfirmado como vicepresidente primero, y Juan Navarro, a quien algunos apuntaban como el nombre para reemplazar a Urribarri, seguirá como presidente del bloque del justicialismo.

Si bien algunos daban por hecho el quiebre del bloque, eso no ocurrirá, ya que el gobernador priorizó lo electoral, aunque para la conformación de las listas aparece el dilema del cupo femenino, ya que se acordaron siete nombres para Unidad Ciudadana, pero la mayoría son hombres y no llegarían a cubrir el mínimo de 30% de mujeres que requiere la ley.

Con el acuerdo, da la impresión de que las elecciones en la provincia, salvo alguna catástrofe, se terminaron y se confirma que era muy difícil que el justicialismo lograra imponerse en los comicios con boletas separadas. 

Tanto es así que desde Cambiemos apostaron fuertemente a la división e incluso apareció la posibilidad de una candidatura a la gobernación del ministro del Interior, Rogelio Frigerio. 

El funcionario, uno de los más importantes de la gestión del presidente Mauricio Macri, es de origen peronista y, con su candidatura, Cambiemos apuntaba a quedarse con la provincia, a retener los municipios conseguidos en 2015 y a imponerse en ciudades que son históricos bastiones peronistas.

Sin embargo, cuando se confirmó la unidad del justicialismo, Frigerio viajó a Paraná y levantó la mano de Atilio Benedetti para que sea el candidato a gobernador por la coalición opositora. 

Más allá de la estrategia de Cambiemos, hoy por hoy, con el acuerdo en el PJ confirmado y con los dos sectores mayoritarios unidos, da la sensación de que las elecciones ya están definidas, y así también lo entienden desde el gobierno nacional.

Más allá de la resistencia personal y de sus primeras líneas al acuerdo, el gobernador Bordet priorizó lo electoral y se sinceró ante la ex presidenta, quien instó a los referentes de Unidad Ciudadana a que se plegaran a la unidad. 

Así las cosas, en la sesión preparatoria se confirmarán a Urribarri como presidente de la Cámara de Diputados, a Diego Lara en la vicepresidencia primera, y a Juan Navarro como presidente del bloque.

Con todo igual en la Cámara Baja, a poco más de un mes del encuentro clave entre Urribarri y Bordet que publicó este Portal y a menos de 10 días para el cierre de listas, se verá reflejada la unidad del justicialismo y da la sensación de que las elecciones están terminadas. 

Ahora la discusión pasará por la conformación de las listas en los distintos departamentos y para la legislatura, en donde siete nombres del kirchnerismo dejarán con caras largas a los que se creían adentro pero serán reemplazados. 
 ()

About the author  ⁄ sauce

Comments are closed.