Alberto Fernández enviará proyecto para congelar alquileres por 180 días

El mandatario adelantó que el próximo martes evaluarán sin prorrogan el aislamiento social obligatorio y advirtió que el cuidado de la salud prevalecerá en sus decisiones por sobre los intereses económicos.

El presidente Alberto Fernández reiteró este miércoles que está dispuesto a prolongar el aislamiento social obligatorio si se determina que es lo mejor para luchar contra el coronavirus Covid-19, a la vez que anunció el envío inminente al Congreso de un proyecto de ley para congelar por 180 días el precio de los alquileres y prohibir los desalojos.

Inicialmente el Ejecutivo se había planteado la opción de avanzar con esas medidas por medio de decretos de necesidad de urgencia, pero ante la posibilidad de que algún sector apelara a la justicia para frenar la medida por medio de una cautelar en el Congreso comenzaron a evaluar la opción de sesionar en medio del avance de la pandemia del coronavirus Covid-19.

La reunión del Congreso dependerá de las recomendaciones que hagan los epidemiólogos a los que se le realizaron consultas sobre la factibilidad de reunir en un mismo recinto a 257 diputados, de entre los cuales casi un tercio de ellos son considerados, por distintas razones, como grupo de riesgo.

El jefe de Estado consideró que en esta emergencia es vital “privilegiar la salud antes que la economía” y señaló que bajo esa consigna se tomarán las próximas decisiones.

“Lo que tenemos en claro es que la cuarentena termina el martes que viene. Ese día evaluaremos qué hacer. Si tenemos que extender estas medidas lo haremos, porque entre la economía y la salud, elijo privilegiar la salud”, afirmó en declaraciones a Cortá por Lozano.

Además, el mandatario precisó que “lo importante no es cuándo” terminará el aislamiento, “sino que se termine el riesgo».

Fernández aseguró que en la actualidad hay “más de 200.000 personas trabajando», con permiso en la zona metropolitana, «122.000 del área de salud y seguridad» y «100.000 en la industria alimenticia, supermercados, negocios de proximidad y estaciones de servicio».

«Tenemos que esperar 200.000 personas» circulando por la ciudad de Buenos Aires, mientras «habitualmente se mueven 9 millones de personas» en la zona.

El mandatario también se dirigió a los sectores más vulnerables de la sociedad, a los que les aseguró que «a todos les va a llegar la ayuda«, y adelantó que este miércoles analizó con curas villeros en una reunión en la Quinta de Olivos cómo «llevar más comida a los hogares».

«Lo que tienen que entender los sectores más humildes es que no pueden hacer changas, pero que nos estamos ocupando de ellos, les pido que esperen, que a todos les va a llegar la ayuda», subrayó el mandatario.

Fernández condenó a «los personajes» como el surfer detenido hoy en Ostende por evitar el aislamiento social, preventivo y obligatorio tras regresar de Brasil por la «desaprensión» hacia el resto de la sociedad.

«A los idiotas les digo que la Argentina de los vivos se terminó», afirmó el Presidente, quien por otro lado anticipó que los regresos al país desde el exterior “están suspendidos”.

El titular del Ejecutivo nacional remarcó además que el gobierno nacional tiene «urgencia» por «resolver» la situación de los hospitales ya construidos y que «los dejaron abandonados».

«Hay muchos hospitales construidos que los dejaron abandonados, tenemos urgencia por resolverlo», destacó, y citó como ejemplo un establecimiento en La Matanza que recorrió recientemente, construido en 2015 y abandonado en 2016.

Por último, el mandatario ponderó el trabajo en conjunto y coordinado que realiza la Nación, con la ciudad y la provincia de Buenos Aires en el marco de la pandemia por coronavirus.

Además, consideró que «podemos lograr muchas cosas importantes» cuando se trabaja de esta forma, al tiempo que expresó su deseo de que «aprendamos de esto» a futuro.

About the author  ⁄ sauce

Related Posts

Comments are closed.