La reacción de los jueces de Comodoro Py después de las PASO

Retiro engloba los juzgasdos más politizados y, si bien muchos magistrados tienen la capacidad de reciclarse según el poder de turno, otros piensan en la jubilación tras el resultado de las internas.

Con sorpresa por los números que arrojaron las PASO, pero no tanto por el resultado, gran parte de los jueces de Comodoro Py tenían su propia boca de urna y ya vaticinaban desde hace varias semanas un triunfo del candidato del Frente de TodosAlberto Fernández.

En los tribunales de Retiro están los juzgados más politizados, son los que llevan adelante las causas de corrupción contra funcionarios públicos. Tras las PASO, se expresaron sentimientos de todo tipo. En algunos juzgados estaban exultantes, casi de festejo. No tanto en otros despachos de históricos jueces y fiscales, donde hacer efectiva las jubilaciones ya otorgadas parece ser la opción.

Un funcionario que trabaja hace muchos años en el edificio remarca la capacidad de reciclarse que tienen los jueces y fiscales ante los cambios de gobierno, algo que ha ocurrido desde siempre en Comodoro Py.

En algún sector de la Cámara de Casación Penal se comentaba que en el probable caso de que la formula Fernández – Fernández triunfe en las elecciones de octubre, volverá el estado de derecho y se terminará con el abuso del instituto de las prisiones preventivas antes de una condena firme.

En contraste con esa posición, otro sector del segundo piso del emblemático edificio, donde está Casación, mira con preocupación la llegada de Alberto Fernández a la presidencia. Algunos encumbrados jueces y fiscales ya piensan en su retirada. Otros se reciclarán.

En primera instancia, jueces federales conocidos siempre tuvieron buen diálogo con Alberto Fernández desde hace muchos años. Con algunos esa relación se quebró, y lo dijo el propio candidato cuando en una entrevista se refirió por ejemplo al juez Julián Ercolini, por tomar decisiones cuestionadas.

Por lo pronto, en la Cámara Federal, donde hay dos vacantes, algunas decisiones en causas clave contra funcionarios kirchneristas, están frenadas y varias que iban a ser firmadas antes de la feria judicial no llegaron a salir a la luz. El juez Leopoldo Bruglia vuelve recién este miércoles de una licencia, y luego se tomará unos días el camarista Mariano Llorens.

Uno de los jueces más cuestionados por sectores del kirchnerismo y que le dio el nombre a una nueva doctrina sobre la aplicación de prisiones preventivas, Martín Irurzun, es uno de los magistrados que tiene la jubilación otorgada. Por ahora está solo en la Sala II.

Germán Moldes, el conocido fiscal tildado como el paladín anti K, también es uno de los que tiene la jubilación otorgada.

Dice un funcionario que hace muchos años está en el edificio que “traiciones” hubo siempre, y recuerdan el caso del entonces juez Jorge Urso, que llegó a PY de la mano del menemismo, y que puso preso al ex presidente Carlos Menem en el caso de la venta de armas a Ecuador y Croacia.

Ese día el revuelo fue tremendo. Urso terminó renunciando en 2006, invocando “motivos personales”, pero un día antes de que la Comisión de Acusación debía resolver su sobre su citación por supuesto mal desempeño de sus funciones. Menem terminó absuelto por la Cámara de Casación el año pasado.

About the author  ⁄ sauce

Related Posts

LA ÚNICA VERDAD