Morales apostó por un partido “que pueda llegar a poner un presidente de la Nación, que pueda tener tantos gobernadores del partido en todo el territorio como sea posible”, convocó el presidente del Comité Nacional. Galimberti fue el orador en la apertura del acto, en la sede de la UCR. Dijo que su proyecto nació “para llegar al poder”. Video.Viernes 04 de noviembre de 2022

“Ser radical es no contentarse; no conformarse con nada, caerse y ponerse de pie; siempre luchar, siempre pensar en lo mejor para el país. Hoy más que nunca, UCR. Hoy más que nunca Juntos por el Cambio. Vamos radicales. Vamos a ganar”, arengó Gerardo Morales en el acto en la sede radical de calle San Martín, en Paraná.

Con la marcha partidaria cerraba el encuentro del presidente del Comité Nacional en Paraná, este viernes, en el marco de marcadas diferencias internas a raíz del cariz que tuvo el acto que fue impulsado por un sector interno, el que postula a Pedro Galimberti para la Gobernación, quien fue el orador de apertura.

Es así que en la casa partidaria de calle San Martín estuvieron presentes los aliados del exintendente de Chajarí, la dirigente y diputada provincial, Lucía Varisco; los diputados provinciales Gustavo Cusinato y Julián Maneiro; los intendentes Darío Schneider, Rafael Cavagna, Hernán Kisser, Carlos Lencina, la viceintendenta Flavia Pamberger, entre otros.

Contra esas diferencias internas, Morales convocó: “Tenemos que estar más unidos que nunca. Un radicalismo unido nos va a permitir tener incidencia en las políticas públicas que se van a aplicar en la República Argentina”, dijo y abogó por contar “con un presidente radical y obvio que podemos tener un gobernador radical”.

“Nos merecíamos este acto radical. En la recuperación democrática hubo un vehículo que fue la Unión Cívica Radical y tenemos que estar orgullosos de nuestra historia, de nuestros líderes, desde Alem e Yrigoyen, Alem, Alvear y Raúl Alfonsín que fue el gestor de aquella gran época que nos permitió recuperar la democracia”, destacó Morales.

El gobernador jujeño afirmó: “El radicalismo no acepta dueños en Juntos por el cambio. Tampoco nos creemos dueños. Venimos trabajando por una situación de respeto con un radicalismo que pueda llegar a poner un presidente de la nación, un radicalismo que pueda tener tantos gobernadores del partido en todo el territorio como sea posible en el marco de Juntos por el Cambio, obviamente”.

“En Entre Ríos tenemos mucha madera para poner un gobernador que entré en la Casa Gris y qué más tengo que hacer como presidente del partido que apoyar un candidato radical”, explicó su presencia junto a Galimberti.

“El pueblo está con bronca. Millones de argentinos tienen tristeza, hay muchos jóvenes que no ven presente y no ven futuro y se quieren ir del país y más complicada la situación de los que se tienen que quedar en el país y no ven el futuro”, afirmó el dirigente nacional.

“Por ellos tenemos que luchar devolverles la esperanza. Es el desafío de la Unión Cívica Radical y de Juntos por el Cambio: devolverle la esperanza, pero seriamente, con responsabilidad, con lo que tenemos, con lo que somos con un partido como el radicalismo que tiene principios, que tiene ideas, que tiene valores que son centenarios pero que están más vigentes que nunca. Creemos en la escuela pública y en la educación pública. Creemos en la salud pública, en la seguridad pública y en tanto Estado como sea necesario y tanto mercado como sea posible. Somos responsables a la hora de gobernar y somos un partido de gestión y de gobierno”, planteó Morales que ponderó los gobiernos provinciales del radicalismo, y el suyo propio en su disputa con la organización de Milagro Sala, párrafos que cerró con un llamado a que “los economistas no terminen enredados en las 10 manzanas de la city porteña. Necesitamos darnos vuelta y mirar al país, mirar al interior profundo de la República Argentina”.

Por el campeonato

Abriendo el acto, Galimberti remarcó que los entrerrianos “están hartos de gobiernos que dicen una cosa y hacen otra”. Habló de la necesidad de “ofrecer una alternativa diferente que vuelva enamorar y le de esperanza a los entrerrianos, como así también de consolidar una fuerza movilizadora. No estamos acá para salvar la categoría sino para pelear el campeonato”, subrayó el diputado nacional.

El referente de Entre Ríos Cambia también señaló que “hay que salir a caminar, ir al encuentro del vecino de esta provincia, porque no somos nosotros los que tenemos que esconder la cara”, expresó Galimberti, que también ponderó a Morales por el trabajo desde el Comité Nacional, donde se visualiza “un partido que empieza a tomar fuerza y volumen”.

Galimberti describió su proyecto político en marcha: “Decidimos encarar este proceso politico que es un proceso para llegar al poder, que no se agota en una sola elección, un proceso que surge desde abajo, con mucha fuerza, que es una construcción colectiva. Hemos encontrado en nuestra recorrida a lo largo y ancho de la política, vemos que este es un partido que comienza a tomar fuerza, comienza a tomar volumen y no tengo dudas el año que viene vamos a estar en la discusion en la integración de las listas, contribuyendo a esta idea, a esta acción que tenemos que llevar adelante para que haya una Argentina diferente”, aseveró.

El precandidato destacó la presencia territorial de la UCR y marcó: “En este acto estamos los que queremos, los que estamos convencidos que la fuerza de este partido es fundamental para transformar la vida política de esta provincia. Suelo decir que me encanta llegar a los lugares donde hace rato que algunos dirigentes no llegan”.  “No hay más tiempo. Necesitamos poner manos a la obra. Nada de eso se puede lograr si no hay una conformación electoral que sea potente. Y esa conformación potente debe sostenerse sobre la base de la esperanza”, convocó el dirigente de Chajarí.

 Página Política