Jesús Fernández fue asesinado de seis puñaladas por un grupo de adolescentes en Gualeguay, mientras festejaba Año Nuevo. Este viernes, miles de personas en Gualeguay marcharon para exigir justicia.

Jesús Fernández, fue asesinado de siete puñaladas al ser atacado por una patota mientras celebraba Año Nuevo en el Parque Quintana en Gualeguay junto a su familia. Este viernes se llevó a cabo una multitudinaria marcha “pacifica” para exigir justicia.

“En la marcha tomó la palabra la esposa de Jesús, Valeria Velardis que estuvo en el hecho y fue golpeada con una botella, y pidió Justicia por el padre de sus hijos”, expresó a Elonce TV Juan Andrés Diorio, periodista de Gualeguay.

“Hacía mucho tiempo que no sea veía una convocatoria de esta magnitud, alrededor de 10.000 personas se movilizaron en el trayecto desde la plaza San Martín hacía Tribunales, pasando frente de la policía. Eran quince cuadras de gente caminando”, señaló.

Seguidamente, aclaró: “el reclamo no es hacía la policía, tampoco al actual de la Justicia. El reclamo va hacía la sociedad, la educación, la política. Los responsables del hecho son menores de edad, que salieron con un arma blanca y en patota”.

Cabe recordar que por el hecho, , ya son cuatro los detenidos. Tres tienen 15 años y se trata de menores no punibles, como marca el Código, por eso fueron remitidos a sus domicilios más allá de las graves acusaciones que pesan sobre ellos.

En tanto, el pasado lunes lunes se llevó a cabo un allanamiento en una vivienda de calle Salta y Boulevard San Juan, en Barrio Molino. Allí secuestraron una cuchilla, dos celulares. También se detuvo a un joven de 18 años.
En la misma vivienda se secuestró una bicicleta, la cuál había sido denunciada días atrás.