El conductor de De 12 a 14 decidió hacer público un drama íntimo y familiar que tenía dentro suyo hace muchos años, desde su infancia. Contó que su hermana fue abusada desde los tres años por su padre, que semanas atrás, acorralado por las denuncias, se quitó la vida. También confesó que un tío suyo, aprovechando el contexto de vulnerabilidad que había en su casa, abusó de él y de su hermano menor. “Me ha costado mucho llegar hasta acá, he llorado mucho, me sentí un muerto en vida”, aseguró. El video completo de su testimonio

El comienzo de De 12 a 14 fue muy particular este jueves. Solo frente a la cámara, el conductor Juan Pedro Aleart, sentado a una pequeña mesa, inició el programa decidido a contar su increíble drama íntimo y familiar. Contó una historia desgarradora, en la que cada capítulo parecía ser más dramático que el anterior. Juan Pedro habló de su padre, del que se alejó porque era “violento y abusador”.

El hombre, según contó y denunció el conductor, abusó de su hermana desde que ésta tenía tres años, provocándole daños irreparables en su salud y en su psiquis. Con el agravante de que el abusador era HIV positivo. O sea, abusó de su propia hija siendo enfermo de Sida. Esta parte de la historia tuvo un final trágico, cuando el padre de Juan Pedro decidió suicidarse semanas atrás.

La segunda parte, más desgarradora aún, fue cuando el propio Juan Pedro contó que un tío suyo aprovechó del contexto de vulnerabilidad que existía en su casa para abusar sexualmente de él y de su hermano menor. El reconocido periodista denunció a su tío, pero la Justicia no avanzó porque consideró que el hecho prescribió. “Me ha costado mucho llegar hasta acá, he llorado mucho, me sentí un muerto en vida”, confesó Juan Pedro al borde de las lágrimas, pero siempre estoico para relatar su drama. 

“Ha sido extremadamente difícil para mí llegar hasta acá y poder contar lo que voy a contar”, inició el programa Juan Pedro, solo frente a la cámara de El Tres. “Hace una década aproximadamente tomé la decisión de alejarme de mi padre y de mi familia paterna. Había cosas que no me gustaban, que me hacían muy mal”, confió. 

“El año pasado denuncié a mi padre por violencia intrafamiliar. Nos ha aterrorizado a todos los integrantes de mi familia. La denuncia la hice junto a mi hermana. Yo soy el mayor de tres hermanos. Lo que buscábamos era que mi hermana pudiera vivir un poco más tranquila. Mi hermana temblaba cuando lo veía”, detalló el conductor. 

Juan Pedro contó su drama mirando a cámara en De 12 a 14
Luego contó: “Mi padre abusó de mi hermana, de su propia hija, desde los tres años, siendo positivo de HIV. Esto le produjo a mi hermana terribles problemas de salud y emocionales. Temblaba, se le caía el pelo, estaba muy mal”. Y añadió: “Sé porque me lo dijo ella, que en varias oportunidades pensó en quitarse la vida. Pero mi hermana ha sido fuerte”

“En lo que a mi respecta, luché por ella en todos estos años. Mis padres, médicos ambos, la medicaban. Busqué a un profesional para encontrar los verdaderos motivos de sus problemas, de su angustia. La sacamos, junto a mi hermano, de la casa que tan mal le hacía”, continuó. 

Juan Pedro siguió con su historia, que tenía muy adentro y necesitaba sacar: “Mi padre abusó sexualmente de mi hermana delante de mí, cuando yo era chico. Nos hacía creer a mi y a mi hermano que era un juego, que mi hermana exageraba. Pero la verdad siempre vence. La denuncia por abuso sexual agravado fue hecha”

“La Justicia fue muy lenta, pero la fiscal Carla Cerliani avanzó. Mi padre fue notificado de la denuncia hace tres semanas y al no querer enfrentar la atrocidad que había cometido, decidió suicidarse”, relató Juan Pedro sobre el trágico final para su padre. 

“Yo estaba de viaje. Para mí fue terriblemente triste, pero mi padre decidió arruinarse la vida desde el momento que comenzó a abusar de mi hermana”, sentenció Juan Pedro. “En sus últimos mensajes en redes sociales, hizo lo que hizo siempre. Trató de loca a mi hermana”, contó. 

“Te quiero decir Sofi que la película de terror se terminó. Que el monstruo decidió irse. Que ahora construyas tu vida con libertad. Sos libre. A volar Sofi”, le habló Juan Pedro a su hermana. 

La otra historia; su historia

“Como si fuera poco, hay más”, sorprendió Juan Pedro, como si ya no hubiera contado suficiente drama. “Ésta es solo una parte de la historia. Mientras todo esto ocurría, en una casa donde mi madre también era víctima pero a la vez cómplice, un tío, en el que yo confiaba, aprovechó el contexto de vulnerabilidad y abusó de mí y de mi hermano desde los seis años. Mis padres no hicieron nada. A esta persona, fue a la primera persona que denuncié. Fue difícil, pero lo hice”. 

Me llevó tiempo. Me llevó vida. He estado en una etapa de depresión muchos meses. Ha sido muy difícil hacer el noticiero durante todo este tiempo con todo eso dentro mío. Hacía De 12 a 14 con un nudo en la garganta, me encerraba en el camarín para llorar. Perdí el sentido de la vida, no tenía ganas de reír, de ir a fiestas”, confesó Juan Pedro sobre su intimidad en los últimos años. 

“En estas condiciones podría haber perdido todo. Mi trabajo, el amor de mi vida. Hago mucha terapia. Eso y un pequeño grupo de personas es lo que me sostuvo en pie”, confió. 

Luego, habló del tío que abusó de él: “También fue denunciado por una alumna de un colegio por abuso sexual. Dos jueces me dijeron que todo lo que yo presenté es creíble y fundado, pero está prescripto. Por eso, esta persona está libre”, dijo.

Después, se refirió en detalle a su tío: «Se llama Helvio Vila, es bioquímico y utilizaba sus lugares de trabajo para abusar de sus víctimas. Conmigo lo hizo en el laboratorio del Sanatorio Británico y con mi hermano en el del Sanatorio Americano. Pero además, fue directivo muchos años de la Escuela Integral de Fisherton, donde dictaba la materia Educación Sexual Integral. Les repito que una ex alumna de esta escuela lo denunció penalmente por abuso sexual. Y como si fuera poco, es parte del Centre Catalá, institución de la que forma parte de las actividades culturales, rodeado de niños». 

“En 2021 lo cité en un bar de Francia y Mendoza para decirle en la cara que lo iba a denunciar, que iba a ir preso. Me dijo que tenía amigos muy influyentes”, recordó Aleart. 

Luego, remarcó que “hay personas que han sido abusadas sexualmente y se han muerto de cáncer, porque tienen miedo de afrontarlo. Hay personas que se refugian en las drogas, otras recurren al suicidio. Es estar muerto en vida”. 

“Cada fallo de la Justicia hasta ahora me ha dejado hecho pedazos. Me he encontrado con abogados penalistas que me han traicionado, otros me han ayudado. Me encontré con desinterés, con falta de comprensión”, apuntó. Y reconoció que “la persona que he encontrado después de mucho tiempo para ayudarme es Patricia Bullrich, que ha sido muy humana conmigo”. 

“Hay 17 casos como el mio que están esperando por una resolución de la Corte. Hay que terminar con esta mierda de la prescripción en el abuso y corrupción de menores”, destacó Juan Pedro. 

Antes de cerrar su dramático testimonio para continuar con el programa, le habló a quienes sufrieron abusos y no pueden contarlo: “Quiero hablarle a los hombres abusados; aprendan de las mujeres, que son tan valientes para denunciar”

«Para cerrar, les aclaro que todo lo que dije está en la Justicia. A ustedes, que están del otro lado de la pantalla, les quiero agradecer por todos estos años de afecto y cariño, me han hecho muy bien. Uno no elige vivir determinadas circunstancias. Yo no elegí tener un padre violento y abusador, tampoco elegí ser abusado ni tener una familia desalmada. Pero en algún momento la vida te da la oportunidad de enfrentar todo eso que pasó y ésta es la forma en la que yo elegí enfrentarlo. La vida es hermosa, pero también puede ser muy difícil y cruel. Pero siempre, en una circunstancia u otra, hay que ponerle muchas cucharadas de actitud a la vida», cerró. 

Si sos víctima de violencia familiar o sexual, o conocés a alguien que la esté sufriendo, te podés comunicar desde cualquier lugar del país las 24 horas, los 365 días del año, a la línea gratuita 137 o enviar un mensaje de WhatsApp al 11-3133-1000.

%d